La Amortización Contable

mayo 17th, 2012 | Posted by Dani in Habilidades directivas | Recursos didácticos

.

Es muy habitual escuchar, e incluso utilizar, en nuestro lenguaje cotidiano, la palabra amortización.

Ésta se utiliza referida a diferentes ámbitos: amortización de un crédito, amortización de una inversión, amortización de un puesto de trabajo, etc.

Es este post, nos vamos a centrar en la amortización contable.

 

¿Qué es la Amortización Contable?

Los bienes que constituyen el inmovilizado de una empresa están sometidos a un proceso de depreciación, produciendo un desgaste irreversible de los mismos hasta el final de su vida útil.

El PGC ha previsto un mecanismo para registrar esa depreciación: la amortización.

La amortización constituye la expresión contable de la depreciación o pérdidas de valor que sufren los elementos que componen el inmovilizado material de una empresa. Esa depreciación se produce por diversas causas:

  • El paso del tiempo
  • Razones técnicas
  • Obsolescencia

 

El objetivo del proceso contable de la amortización es conseguir que, al final de la vida útil del bien, se haya registrado como gasto de amortización el importe necesario para recuperar la inversión, en la medida en que éste ha contribuido a generar ingresos en la empresa, como consecuencia de su participación en su proceso productivo o de prestación de servicios.

Con la amortización se pretende:

  • Por un lado, que los bienes aparezcan en el Balance por su valor real
  • Por otro, que el cálculo del beneficio sea correcto al contemplar todos los gastos del ejercicio; entre los que se incluye el desgaste sufrido por el inmovilizado durante el ejercicio

 

Para el reflejo contable de la amortización del inmovilizado material, tanto el PGC como el PGC PYMES desarrollan las siguientes cuentas:

(681) Amortización del inmovilizado material

(281) Amortización acumulada del inmovilizado material

 

El registro contable del gasto por amortización se expresa mediante el siguiente asiento:

 

(681)           a                 (281)

 

 

Esta anotación se realiza con carácter anual. La Cuenta 681 recoge el importe del gasto contabilizado y, al final del ejercicio, se salda al calcular el resultado del ejercicio.

Por su parte, la Cuenta 281 representa la depreciación total experimentada por este tipo de activos e incidirá en el balance minorando el valor del inmovilizado material.

 

 

Métodos de Amortización

No existe un único método o sistema de amortización. Dentro de los diferentes métodos podemos citar:

  • Método lineal o constante
  • Método del porcentaje constante sobre valores contables decrecientes
  • Método de los números dígitos
  • Métodos basados en la actividad
  • Método basado en las tablas fiscales

 

 

Mediante el método de amortización se establecen las cuantías de amortización que se van a imputar como gastos en cada ejercicio económico.

En cualquier caso, es importante tener presente que el método de amortización sólo determina el importe registrado por este concepto; el registro contable de la amortización se efectúa siempre del mismo modo, con independencia del método elegido.

Los métodos de amortización sólo distribuyen la cantidad a amortizar en el tiempo de distinta forma, pero la amortización total acumulada será la misma se emplee un método u otro.

Método lineal o constante

Este método supone que la depreciación sufrida cada año por el bien es constante. Es el más simple y por lo tanto el más utilizado.

La cuota se calcula:

Cuota Anual = Precio de adquisición / Vida útil

 

Si existe valor residual, sólo se amortiza la diferencia entre el precio de adquisición y el valor residual.

 

Cuota Anual = (Precio de adquisición – Valor Residual) / Vida útil

Método del porcentaje constante sobre valores contables decrecientes

Con este método se obtienen unas cuotas de amortización decrecientes, mediante la aplicación de un tanto por ciento constante sobre el valor contable de comienzos del periodo a que se haga referencia.

Al aplicarse un tanto por ciento sobre el valor contable en la fecha de su cálculo, una vez finalizada la vida útil del inmovilizado quedará una parte del inmovilizado pendiente de amortización, es decir, que el propio método genera su valor residual.

 

 

Este método es el que suele utilizarse por algunas empresas para calcular el valor de vehículos que pierden mucho valor al inicio de su vida útil y muy poco al final.

No obstante, es un método poco utilizado dada la complejidad que supone la determinación del valor residual del bien.

 

 

Método de los números dígitos o proporcional a la serie de números naturales

En este método, las cuotas de amortización anuales siguen la misma proporción que la serie de los números naturales: 1, 2, 3

Puede ser de 2 tipos:

a)    Creciente

b)    Decreciente

Métodos basados en la actividad

Las cuotas de amortización se establecen teniendo en cuenta el número de horas de trabajo o de las unidades producidas.

Las cuotas anuales de amortización se calculan aplicando la siguiente fórmula:

    Método basado en las tablas fiscales

    El Ministerio de Economía y Hacienda, en el Reglamento del Impuesto sobre Sociedades, ha establecido unas tablas fiscales en las que pueden determinarse los límites máximos y mínimos de la vida útil de los diferentes bienes.

    You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 You can leave a response, or trackback.

    2 Responses

    Leave a Reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>