Redirección 301 fácil y rápida (Parte II)

Si has realizado un cambio de hosting, dominio o similar, y no lo has hecho bien (que es lo habitual), Google te penalizará. Cómo? Dejando de enviarte tráfico. Pero cómo? relegándote a las últimas páginas de los resultados de búsqueda.

Pero cómo sabe Google que he hecho mal las cosas? Tras el salto…

El robotito de google, o Googlebot, escanea las páginas que tiene indexadas, y analiza rápidamente los enlaces y páginas existentes, en base a búsquedas anteriores. Si tu página estaba indexada como dominio.com/año/mes/día/título-del-post y ahora las tienes como dominio.com/título-del-post para mejorar el SEO, las páginas que Google tenía indexadas ‘ya no existen. y si no lo arreglas rápido, empezarán a sucederse los errores.

La forma de solucionarlo es, en primer lugar, realizar la redirección 301 de la que hablamos en la Parte I de este artículo, y la segunda es decirle a Google que ya está todo solucionado y que tu página vuelve a funcionar.

Nunca es tarde para hacerlo, pero cuanto más te retrases, peor será. En mi caso, me di cuenta muy tarde (2 meses), y aunque nunca sea tarde, he tenido que comenzar de cero, prácticamente.

Bien, realizada la redirección, avisamos a Google que todo está ok. Cómo? Con Google Webmaster Tools.

[alert]Ojo, tenemos que haber activado esta herramienta previamente y tenerla vinculada con nuestra web.[/alert]

Primero os expongo mi caso, que servirá como ejemplo: tenía una web en wordpress.com, con el dominio comprado, pero no era una instalación propia. El 26 de agosto de 2014 trasladé el dominio de servidor y modifiqué los permalinks por SEO, pasando de ser:

midominio.com/año/mes/dia/título-del-post

a

midominio.com/título-del-post

No tuve en cuenta el indexado de Google, y no lo descubrí hasta unos días después, que las visitas empezaron a caer desastrosamente… de una media de 2000 diarias a apenas rozar las 200. En primer lugar pensé que sería por el cambio de permalinks, pero no terminaba de entenderlo, porque ‘las páginas seguían ahí’ y se podía acceder a ellas perfectamente.

Luego pensé: vale, antes la estructura de la URL era diferente, y si alguien me había enlazado a la URL anterior, ahora se toparía con un Error 404 (Página no existe). No encontré ni un sólo plugin que me hiciera toda la redirección de golpe, sólo post-a-post… y con más de 2000 era un trabajo al que no me quería enfrentar, y lo dejé… 2 meses.

Un día, hace muy poco, encontré la solución, y os la pongo aquí, esperando que pueda servir de ayuda para otros usuarios de la red. Si lo hubiera sabido en su momento, me habría ahorrado muchos problemas.

Bien, dejando de lado mi ejemplo, veamos cómo hacer para decirle a Google que ‘ya está todo solucionado’.

Desde Google Webmaster Tools entramos en nuestro dominio, y directamente en el menú de la izquierda vamos a Rastreo/Explorar como Google.

El hueco de arriba lo dejamos en blanco, para que explore toda nuestra página y le damos al botón de Obtener y Procesar (ojo, antes de hacer esto tienes que haber realizado la redirección 301). Después seleccionas tu url y marcas la opción ‘Enviar el índice’. Hazlo con cada ‘tipo de vista (escritorio o móvil) para depurar lo máximo posible.

Qué acabamos de hacer? Pedirle a Google que nos reindexe, para que compruebe que ya no hay errores 404 a punta pala.

Ya hemos terminado? No, queda adelantar chollo a Google, que no es una bala.

Vamos al menú Rastreo/Errores de rastreo. Fíjate que tenemos 3 pestañas: Escritorio | Spartphone | Teléfono de gama baja. Y dentro de cada una de ellas otras 3 o 5 opciones: Error del servidor, Acceso denegado, No se encuentra (el más importante), URL no seguidas y Bloqueada.

Vamos a hacer lo mismo en cada una de las pestañas y en cada una de las opciones que tenga un valor superior a 0. Si te fijas, debajo del gráfico tenemos un listado de URL… que son las que han dado error.

En el desplegable de la izquierda escogemos Mostrar: 500 filas, para ver el máximo que nos permite la web, y marcamos todas las URL. Una vez marcadas, le damos al botón rojo que indica ‘Marcar como solucionados’, y nos habremos cargado 500 errores que Google había detectado.

Tenemos que repetir la acción tantas veces como sea necesario, y a lo mejor en 1 día no nos deja limpiar más de 1000 errores, así que tendremos que repetirlo tantas veces y días como sea necesario, en cada una de las pestañas y opciones. Si no has hecho como yo, a lo mejor en 1 tarde tienes todo arreglado… a mí me llevó más tiempo.

Entre la redirección 301, el re-indexado de google, y la limpieza de errores detectados, habrás dejado la web ‘como nueva’ y con suerte, el posible tráfico que hayas perdido lo recuperarás pronto.

Sobre el autor

Brais Koecklin

Docente y profesional del mundo de la #teleformación. Experto en gestión educativa. ¿Te ayudamos? educadictos@gmail.com

View all posts

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *