Lean Canvas

.

Eh!!! Sí, tú, emprendedor!!!

¿Aún tienes esa idea de negocio que creías imposible de llevar a cabo?

Pues estás de suerte. Hay una nueva herramienta para emprendedores que está causando furor.

 

Se conoce con el nombre de Lean Canvas y su objetivo es diseñar modelos de negocio, algo imprescindible para todo emprendedor.

Sus principales características: más ágil y visual que un Business Plan, y cumple muchos de sus objetivos.

 

La experiencia ha demostrado que muchos de los proyectos emprendedores fracasan no porque no se lleguen a terminar y lanzar al mercado, sino porque se consumen una gran cantidad de recursos (de tiempo, dinero o energías) en construir un producto equivocado.

Por ello, para evitar esta circunstancia, se presenta como necesaria una herramienta o sistema que permita un proceso de análisis sistemático de las ideas de negocio que responda a las características de rapidez y eficacia, aumentando con ello las probabilidades de éxito.

Y, en este sentido, muchos han sido los gurús del emprendimiento que ofrecen diferentes métodos y herramientas dirigidos al análisis y preparación de modelos de negocio adecuados.

 

En el artículo de hoy, hablamos de uno en concreto. El creado por un joven emprendedor, Ash Maurya, autor del libro Runing Lean.

Está basado en el Business Model Canvas, de Alexander Osterwalder, del que hablamos en un post anterior.

Por ello, para comprender correctamente este artículo, te recomendamos su lectura (clic aquí para acceder).

 

 

¿Qué es Lean Canvas?

Su autor lo define como un:

Formato rápido, conciso y portable para crear y comunicar modelos de negocio para start-up.

 

El modelo Lean Canvas ayuda a descomponer el modelo de negocio en nueve partes (al igual que el Business Model Canvas, de Osterwalder) que, posteriormente, son sometidas de forma sistemática a diversas pruebas, en orden de mayor a menor riesgo.

Se trata, por tanto, de una herramienta para estructurar y desarrollar una idea de negocio, con un diseño útil y práctico para el emprendedor.

 

Con el Lean Canvas lo que se busca es concretar problemas, soluciones, mercado, y flujos de ingresos y gastos, sirviendo de guía para el emprendedor desde la idea inicial hasta el éxito del proyecto definitivo.

Esta cuestión es importante ya que es, justamente en las fases iniciales, cuando las start-up operan en condiciones de gran incertidumbre, de ahí que el autor Ash Maurya considere también importante incluir aspectos de riesgo que puedan utilizarse para emitir señales que dirijan al emprendedor a tomar medidas correctivas.

El nombre de Lean tiene su origen en la metodología Lean, de Toyota, utilizada en la producción industrial, y que tiene, como uno de sus puntos clave, la minimización del desperdicio.

Esta fue la fuente de inspiración de las metodologías lean de creación de empresas, que pretenden eliminar el desperdicio que se produce desarrollando un producto que al final nadie quiere, y que se origina como consecuencia del desconocimiento de las verdaderas necesidades de los clientes.

Por ello, el punto fuerte de Lean Start-up, metodología propuesta por Eric Ries, es el propio desarrollo del producto, que utiliza un sistema de validación y aprendizaje continuo del cliente y sus necesidades, minimizado el uso de recursos, tiempo y dinero en las etapas iniciales de una Start-up.

 

Ash Maurya, tras analizar el Business Model Canvas, de Osterwalder, a pesar de reconocer su utilidad, rechaza su enfoque en la medida en que lo  encontraba demasiado simple.

La mayoría de los ejemplos del libro muestran modelos de negocio de grandes compañías, como Apple o Skype, después de haber alcanzado el éxito empresarial.

Sin embargo, la forma de llevar al mercado una start-up es completamente diferente a la estrategia de ejecución de una compañía consolidada.

 

Maurya estaba mucho más interesado en aprender cómo estas compañías alcanzaron al éxito.

Por ello, tomando como base el Business Model Canvas, propone en su libro Running Lean un método que combina el método Lean y el modelo de inicio de una start-up:

 

¿Cómo utilizar el Lean Canvas? Diferencias con el Business Model Canvas

La estructura de bloques, tal y como está diseñada en el Business Model Canvas, no resulta del todo útil para los emprendedores, en la medida en que, como ya hemos señalado, las start-up operan en condiciones de gran incertidumbre.

Como ya comentamos en el post Business Model Canvas, Osterwalder propone 9 bloques sobre los que trabajar nuestro modelo de negocio, ordenados en una estructura donde, por un lado, está el mercado, y, por otro, nuestra empresa, entorno, procesos y sus activos.

Esto resulta natural y muy útil cuando se aplica a una empresa, pero resulta menos apropiado cuando se aplica sobre una start-up, quizás porque no sea una herramienta pensada para este fin.

El Lean Canvas ofrece una división más práctica para los casos en los que lo que se persigue es determinar un modelo de negocio viable.

 

Contiene nueve bloques, como el Modelo de Negocio de Osterwalder, pero eliminado los posibles socios (y/o aliados), las actividades y los recursos clave, que no tienen mucho sentido en las etapas más tempranas de una start-up, ya que no sabemos si tenemos entre manos algo que alguien quiere.

La otra modificación importante es sustituir el bloque de “Relaciones con los Clientes” por el de “Ventaja Competitiva”, de la que puede que tengamos poco que decir en las etapas iniciales, pero que es esencial si desarrollamos un nuevo negocio.

 

Así, los cambios que propone Maurya son los siguientes:

  • ALIANZAS –> PROBLEMA

Un aspecto fundamental para cualquier negocio es determinar el problema o problemas que resolveremos al cliente. Es en lo que se basa nuestro modelo de negocio.

  • ACTIVIDADES CLAVE –> SOLUCIÓN

Una vez determinado el problema, se definirán las funcionalidades principales de nuestro producto, que ayudarán a resolver esos problemas.

Representa lo que será nuestro producto.

  • RECURSOS CLAVE –> MÉTRICAS CLAVE

Requiere definir qué indicadores o datos cuantitativos nos van a informar sobre cómo progresa el negocio.

  • RELACIONES –> VENTAJA ESPECIAL / DIFERENCIAL

Este es, probablemente, el bloque más difícil de definir, pero que constituye la clave de cualquier negocio y, a la postre, suele ser la clave del éxito frente a la competencia.

 

Por tanto, como puede observarse, la importancia de la modificación no es tanto en la estructura como en el enfoque.

Además, Maurya, aparte de definir los bloques del Lean Canvas, también propone un orden para su construcción.

 

Conclusión

Al igual que habíamos comentado en el post Business Model Canvas, por todo lo expuesto, podemos afirmar que el Lean Canvas constituye una gran herramienta dentro de la innovación estratégica, el diseño de modelos de negocio y el emprendimiento; una herramienta donde plasmar nuestra idea de negocio y desde la que arrancar de forma ágil.

Aunque, en el caso de las start-up, mucho más apropiada ya que se trata de nuevos negocios en los cuales la incertidumbre es la reina.

Pero sigue siendo una herramienta, no el fin en sí mismo.

Todo lo expuesto en el lienzo, son hipótesis que será necesario testar bloque a bloque.

 

El objetivo de desarrollar el Lienzo es que al final tengamos un modelo de negocio (que seguramente en poco se asemejará al esbozo inicial) basado en hechos reales.

A partir de aquí es cuándo podremos elaborar el Plan de Empresa y pedir financiación. Pero eso ya es otro tema.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.