PARAISOS FISCALES

paraiso fiscal

En la actualidad estamos acostumbrados a oír hablar a diario, en los medios de comunicación, de términos como evasión de capitales, cuentas secretas, opacidad y sobre todo paraísos fiscales.

Pero, ¿qué es un paraíso fiscal exactamente?

tax heaven
“Tax Heaven” – Denominación anglosajona de “Paraíso Fiscal”

Entendemos como paraísos fiscales a aquéllos países en los que existen unas tributaciones y regímenes fiscales especialmente favorables para extranjeros, tanto personas físicas como jurídicas (sociedades empresariales).

La elaboración de este listado oficial de paraísos fiscales es llevado a cabo por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que establece 4 puntos fundamentales para considerar a un Estado soberano como paraíso fiscal, son los siguientes:

 

  1. Si la jurisdicción no impone impuestos o éstos son sólo nominales. Si no hay impuestos directos pero sí indirectos, se utilizan los restantes factores para determinar la condición de paraíso fiscal.
  2. Si hay falta de transparencia (principalmente en el intercambio de datos financieros y bancarios con otros países).
  3. Si las leyes o las prácticas administrativas no permiten el intercambio de información con fines fiscales con otros países en relación a contribuyentes que se benefician de estos bajos impuestos.
  4. Si se permite a los no residentes beneficiarse de rebajas impositivas, aún cuando no desarrollen de forma efectiva una actividad dentro del país.

 

En la actualidad, oficialmente, solo existen 2 países considerados como paraíso fiscal:

NAURÚ

NIUE

mapa nauru - niue
A través del siguiente vídeo extraído del programa de TV “La sexta noche”, vemos como el profesor Gay de Liébana, expone de una forma muy clara y didáctica la articulación de este tipo de “tretas” fiscales:

http://youtu.be/t3MHqox30vU

Sorprende ver que solamente 2 países conforman este listado, esto se debe a que se han producido muchos cambios, en los últimos años, ya que en primer lugar fueron retirados de la lista Chipre y Malta; además de Mauricio y Seychelles (jurisdicciones offshore muy populares).

En el año 2009 se exigió un mínimo de 12 convenios firmados para poder abandonar la lista de paraísos fiscales. A partir de aquí algunos estados como Gibraltar, Mónaco, Liechtenstein, Guernsey, Jersey, la Isla de Man o San Marino han abandonado esta consideración, además de otras muchas como las Islas Caimán, las Islas Vírgenes Británicas, Turks y Caicos, Antigua y Barbuda, Belize, Bahamas, Samoa, …

Es importante destacar que el listado no es realista, ya que la gran mayoría de los estados que han abandonado esta consideración, gracias a acuerdos entre ellos mismos, o con otros países con escasa trascendencia a nivel económico y mundial (por ejemplo Groenlandia), además siguen teniendo un régimen especial para los “no residentes”, por lo que Niue y Naurú deberían estar acompañados, por otros 30 países más, como mínimo.

España elabora y revisa continuamente su propio listado de paraísos fiscales, los cuales son organizados en 4 grupos o categorías
diferentes:

  • Territorios ya no considerados como paraísos fiscales en 2012: Andorra, Antillas Holandesas, Aruba, Emiratos Arabes Unidos, Jamaica, Malta y Trinidad y Tobago.
  • Territorios con acuerdos publicados en el BOE (retirados en el manual del IS de 2011): Bahamas, Barbados, Panamá, San Marino y Singapur.
  • Territorios con acuerdos en proceso (cuando se ratifiquen dejarán de ser considerados paraísos fiscales): Hong Kong, Bermuda, Islas Caimán, Islas Cook, San Vicente y Granadinas y Santa Lucía.
  • El resto: Bahrein, Brunei, Chipre, Gibraltar, Anguilla, Antigua y Barbuda, Dominica, Granada, Fiji, Isla de Guernsey, Isla de Jersey, Malvinas, Isla de Man, Islas Marianas, Mauricio, Montserrat, Naurú, Islas Salomón, Turks y Caicos, Vanuatu, Islas Vírgenes (británicas y estadounidenses), Jordania, Líbano, Liberia, Liechtenstein, Luxemburgo, Macao, Mónaco, Omán y Seychelles.

Una vez que tenemos más claros cuántos y cuáles son los paraísos fiscales, nos será más sencillo comprender la ardua lucha que, las autoridades fiscales de cada país, deben llevar a cabo para tratar de luchar contra el fraude, para, de este modo, tratar de aumentar los ingresos fiscales que ayuden a luchar contra la crisis económica.

paraisos fiscales