fraude por internet

Fraude por Internet: todo lo que debes saber

En el año 2018, según los datos recolectados por el portal Statista, más del 53% de españoles afirmaban comprar por Internet. El auge en el uso de este medio para realizar transacciones tiene numerosas ventajas, como las mencionadas en posts anteriores, pero no está exento de riesgo. Uno de los problemas más frecuentes es la vulnerabilidad de los usuarios, de la que muchos ciberestafadores sacan provecho para llevar a cabo los temidos fraudes por Internet, que habitúan ser de lo más variopintos e ingeniosos.  

Qué es el fraude por Internet 

Según el Código Penal, “comete estafa el que, con ánimo de lucro, utilice engaño bastante para producir error en otro, induciéndolo a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno.  También lo comete el que, con ánimo de lucro, y valiéndose de alguna manipulación informática o artificio semejante, consiga la transferencia no consentida de cualquier activo patrimonial en perjuicio de tercero, así como los que fabriquen, introduzcan, posean o faciliten programas de ordenador específicamente destinados a la comisión de las estafas.” 

En resumidas cuentas, consideramos fraude por internet a todas aquellas acciones engañosas llevadas a cabo a través de cualquier dispositivo conectado a la red y cuya finalidad es obtener datos o cualquier otra pertenencia de la víctima sin su consentimiento. 

¿Qué delitos están reconocidos por el Código Penal? 

fraude por internet

PhishinG

Se trata de una técnica utilizada con el objetivo de obtener información del internauta, como contraseñas o datos bancarios. La metodología es la siguiente: te envían un correo electrónico, SMS o mensaje directo haciéndose pasar por alguna empresa o entidad. En el texto se solicita que introduzcas datos, que los actualices o que accedas a un enlace y, de esta forma, obtienen tu información. 

Carding

Se trata del uso no autorizado de tu tarjeta. Los datos pueden obtenerse bien a través de phishing o de compras online fraudulentas, en las que ofertan productos inexistentes a precios muy bajos y obtienen tus datos bancarios en el proceso de pago.  

Troyanos y gusanos 

Son programas maliciosos cuyo objetivo es detectar contraseñas. Es habitual que se encuentren en enlaces o archivos adjuntos de correos de spam.  

Estafas más habituales 

fraude por internet

  • Sentimentales: el estafador inicia una relación con la víctima y le pide dinero con algún pretexto; por ejemplo, hacerle una visita.  
  • Compras online: se ofertan productos inexistentes o falsos que se pagan, pero que nunca llegan a recibirse o no cumplen con lo prometido. 
  • Alquileres: se publican alquileres a precios muy inferiores a la media y generalmente muy bien situados y conservados. Se pide por adelantado el pago de algún gasto (gestión, fianza…) y el anuncio desaparece.  
  • Funcionalidades en redes sociales: otra forma habitual es ofertar de forma gratuita la posibilidad de modificar, por ejemplo, el color de la página de Facebook introduciendo el número de teléfono. Una vez obtienen el número, te dan de alta en un servicio de SMS premium.  
  • Ayuda a necesitados y/o desastres naturales: estafadores que se hacen pasar por ONGs para recaudar fondos para una causa determinada.  
  • La estafa nigeriana: se trata de un timo que asegura que te hará llegar una cantidad millonaria de dinero, para lo que tú solo tienes que pagar los gastos de gestión.  

Como reaccionar ante una estafa por Internet  

fraude por internet

Si hemos sido víctimas de fraude por internet, existen una serie de pasos que debemos seguir: 

  • Ante cualquier tipo de estafa, es importante que recopilemos todas las pruebas que tengamos a disposición, como por ejemplo correos electrónicos, SMS, facturas…  
  • En el caso de haber realizado una compra a través de algún portal en el que exista un intermediario económico, debemos denunciar a través de la propia página web, en atención al cliente. Ellos se encargarán de que recuperes tu dinero. 
  • Por otra parte, si no existe un intermediario económico, como por ejemplo en páginas de compraventa como Wallapop, la denuncia ha de ponerse directamente en la Guardia Civil. En estos casos es recomendable notificar también a la plataforma para que tomen acciones como bloquear al vendedor fraudulento o eliminar sus anuncios.  

Consejos para evitar el fraude por Internet 

candado

Presta atención a la ortografía

Generalmente, cuando nos enfrentamos a un fraude por Internet, los textos suelen estar poco cuidados. Habrá traducciones mal hechas, faltas de ortografía e incluso caracteres extraños que sean consecuencia de poner una tilde en un teclado no español. 

Cuidado con la dirección de correo de origen

Si no estamos seguros de si el correo que recibimos es real o se trata de una estafa, debemos mirar la dirección de origen. En muchos casos, el correo que supuestamente nos envía una empresa como por ejemplo Amazon, proviene de una dirección de correo totalmente aleatoria. Si se da esta situación,  debemos eliminar el correo de inmediato y no hacer clic en ningún enlace.  

Seguridad en la página de destino

Si ya has pinchado en un enlace que te lleva a una página web y no estás seguro de si puedes fiarte, asegúrate de que la conexión es segura. El enlace debe comenzar por “https://” y  aparecerá el icono de un candado cerrado.  

No envíes fotos o copias de tu DNI

En muchas ocasiones, se piden copias de los documentos de identidad que posteriormente se utilizan para estafar a terceros; por lo que debe evitarse proporcionar datos más allá del propio número. 

Indaga sobre el vendedor

Antes de realizar un pago, debemos investigar sobre la persona/empresa que lo vende. Puede ser de gran ayuda buscar opiniones en la web y echar un vistazo a sus redes sociales (si tiene) y a apartados de la web como “Quiénes somos”, “Contacto” o “Preguntas Frecuentes”. 

En resumidas cuentas, los fraudes por internet son cada vez más comunes, y es por ello que debemos prestar especial atención a nuestras transacciones online y a quién y cómo facilitamos nuestros datos. Si quieres saber más, puedes leer algún post relacionado o realizar algún  curso online.

 Fotos obtenidas de Freepik.com y pexels.com