Dragon Box

Intro

Las vacaciones pueden ser un buen momento para que los más jóvenes sigan aprendiendo nuevos contenidos, o simplemente repasar los que ya han adquirido. Cierto es, que también suele ser un período de difícil concentración por tratarse de la época del año que más se suele usar para disfrutar con innumerables actividades. Por tanto, parece lógico pensar que si unimos juego más aprendizaje la fórmula pueda funcionar.

Uno de los aprendizajes que más les suele costar a los alumnos son las matemáticas; pues nada mejor que poner en práctica la fórmula descrita para conseguir el objetivo perseguido, “que los jóvenes aprendan matemáticas jugando”. Y para ello tenemos a nuestra disposición Dragon Box.

Dragon Box, se trata de un juego para tabletas con el que aprender matemáticas de forma divertida; y no solo los más pequeños podrán disfrutar de él, dado que lo más mayores también lo podrán utilizar.

Este juego nace con el objetivo de revolucionar el aprendizaje de las matemáticas, y su origen se gestó ante la frustración de su creador a la hora de enseñar está asignatura a sus alumnos.

Salió al mercado en el año 2012, tras un arduo proceso de desarrollo en el que se implicaron hasta 6 personas expertas en distintas áreas, que trabajaron de forma continuada para crearlo. No en vano la creación del juego les llevó todo un año.

Está pensado y dirigido para alumnos a partir de cinco años en adelante y lo que se pretende es que puedan resolver problemas de álgebra básica.

La gran ventaja que presenta el juego es que los jugadores no son conscientes de que mediante el movimiento de cajas están resolviendo ecuaciones. Bajo ciertas reglas, estas cajas a posteriori se revelarán como números y signos. Y de esta forma tan simple el jugador habrá resuelto operaciones algebraicas.

El juego ha ido evolucionado, no en vano, la primera versión fue pensada para alumnos de 14 años de edad, pues los conceptos que se manejaban eran de álgebra equivalente a segundo curso de la ESO. Como cuentan sus creadores lo más asombroso fue que ese primer juego era usado por alumnos con la mitad de esa edad; puesto que al no usar ningún tipo de lenguaje verbal, ni escrito para llevar a cabo las explicaciones de las reglas, los más pequeños lo adoptaban como una experiencia lógica. Lo que denota que entender la dinámica del juego resulta muy “intuitiva”. Algo similar a como hoy en día los más jóvenes, incluso niños con muy pocos años de vida son capaces de manejar Smartphones o Tablets sin que nadie les haya instruido en su manejo.

El éxito en el aprendizaje de las matemáticas está más que probado en numerosos experimentos educativos que han puesto de manifiesto su eficacia.

DrangonBox está dividido en:

  • DragonBox Algebra 5+
  • DragonBox Algebra 12+

La diferencia entre ambos estriba en que tienen actividades distintas en función de la edad cronológica a la que va dirigida. Dentro de las opciones de DragonBox 12+, nos encontraremos con más de 350 puzzles y más de 15 capítulos donde podremos entrenar y aprender al mismo tiempo reglas básicas de álgebra. Cuenta con múltiples sesiones, disponible en varios lenguajes y música especializada para cada capítulo; ambientando así una historia diferente para cada partida.

Podemos descargar la aplicación desde la AppStore (4,99€ – 7.99€) o Google Market (5,63€ – 9,14€) en función de si está orientado para alumnos de 5 o 12 años respectivamente.

Es un precio reducido teniendo en cuenta el potencial de éxito que está cosechando la aplicación. Os animo a que la descarguéis, al menos la versión gratuita.