Fondo de Garantía de Depósitos

fondo de garantia de depositos

La actual crisis económica ha puesto en tela de juicio la solvencia de los bancos y cajas de ahorro españolas a lo largo de los últimos años, llegando a hacer dudar a sus clientes por la seguridad de sus cuentas y depósitos. El instrumento financiero que se encarga de velar por la seguridad de este tipo de productos es el denominado Fondo de Garantía de Depósitos.

El Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), es un instrumento de rescate financiero para las cuentas y depósitos bancarios, creado en 1977 en nuestro país, para proteger a los ahorradores y depositarios más modestos, siguiendo las recomendaciones europeas e internacionales. Está gestionado por el Banco de España, y al se adscriben todos los bancos y banqueros que tienen acceso a la financiación del mismo y que están inscritos en el Registro.

El Fondo se genera por aportaciones de los bancos, cajas y entidades adscritas al mismo, siendo actualmente esa aportación 0,25% anual (aportado a fin de ejercicio) del total de sus depósitos, ingresados a cuenta del Banco de España. Estas cuantías pueden verse alteradas por diversos motivos de tipo económico o político, pudiendo llegar a reducirse, en caso de que el fondo alcance un nivel adecuado para cubrir las posibles necesidades para el que se instrumentaliza.

A continuación os dejo un breve vídeo, que explica, a grandes rasgos, en qué consiste el Fondo de Garantía de Depósitos:

FONDOS GARANTIZADOS POR EL FGD

fondogarantiadepositosEste instrumento, no protege la totalidad de los productos financieros existentes, ya que como bien recordamos, en el caso de las participaciones preferentes de clientes de bancos y cajas de ahorro de nuestro país, o en casos de inversiones en bienes mobiliarios, como el caso de los sellos de Forum Filatélico y Afinsa, las personas estafadas no se encontraban protegidas por este fondo, perdiendo en un gran % de los casos, por tanto sus ahorros.

Los productos que si protege en Fondo, son los saldos acreedores mantenidos en cuenta, los cuales incluyen:

  • Fondos procedentes de situaciones transitorias por operaciones de tráfico
  • Certificados de depósito nominativos (que cumplan las condiciones legales)

GARANTÍAS DEL FGD

Para poder adscribirse al rescate que otorga el Fondo de Garantía de Depósitos, es necesario que el depositante sea una persona física o jurídica, que sea titular de la entidad. La garantía se aplica por depositante y actualmente (desde el año 2010) cubre un total de 100.000 euros como máximo, incluso aunque la cuantía total del depositante sea superior. Se utiliza en último recurso, ante problemas de solvencia de una entidad, siempre y cuando fallen todas las medidas previas, como pueden ser la incentivación de aportación de nuevos capitales, reducciones y posteriores ampliaciones de capital; pasándose, por tanto, a un proceso de quiebra y disolución, en el cual, el FGD, satisfará el importe de los depósitos, de dicha entidad, hasta el máximo marcado por Ley, tratando de reincorporar, posteriormente, a dicha entidad al mercado privado, nuevamente.

COMPOSICIÓN DEL FGD

Hasta el año 2011 coexistían tres fondos diferentes realizando esta función, cada uno de ellos orientado a un tipo concreto de institución, por un lado los bancos, por otro las cajas y en último lugar las cooperativas de crédito. Estos fondos eran los siguientes:

  • Fondo de Garantía de Depósitos en Establecimientos Bancarios (FGDEB)
  • Fondo de Garantía de Depósitos en Cajas de Ahorro (FGDCA)
  • Fondo de Garantía de Depósitos en Cooperativas de Crédito (FGDCC)

A partir del 14 de Octubre de 2011, con la aprobación del Real Decreto Ley 16/2011, estos tres fondos se unían para formar uno solo denominado Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito (FGDEC), que es el que se encarga de realizar esta función de rescate para todos los tipos de entidades adscritas a él.

Tras conocer un poco más en profundidad, en qué consiste este Fondo, de vital importancia, para la credibilidad y seguridad de las entidades de crédito, podemos estar más tranquilos en lo que respecta, al menos, al saldo de nuestras cuentas y depósitos a plazo, ya que al menos tendremos 100.000 euros asegurados en cada una de las entidades de nuestro país, lo cual es el verdadero generador de confianza en el sistema financiero, que a su vez es el sustento de cualquier economía capitalista.

confianza-economica-depositos-bancarios