Fundación para la Defensa Integral de Víctimas de Accidentes Laborales (Fundival)

La evolución social del trabajo ha ido considerando a las personas como el bien más preciado e insustituible que interviene en la actividad productiva, motivo por el cual se debe proteger totalmente tanto la seguridad como la salud de los trabajadores (artículo 14.1 de la Ley de prevención de riesgos laborales)

Cuando la seguridad falla y se materializa un riesgo se pueden generar daños para la salud en forma de accidente laboral que puede acabar en muerte o en daños de diversa gravedad, en ambos casos, la víctima no es sólo el dañado sino toda su familia. Pensando en todas las víctimas de los accidentes laborales (trabajador y familia)  UGT Madrid acaba de crear  la Fundación para la Defensa Integral de Víctimas de Accidentes Laborales (Fundival), con local en Alcorcón y ubicado en la  intersección de las calles Parque de Cabañero y Parque del Teide, donde un equipo multidisciplinar (abogados, psicólogos y técnicos) prestarán apoyo psicológico, legal y afectivo a las víctimas de accidentes laborales. Es común que las víctimas desconozcan que tiene derecho a algo más que a una compensación económica por parte de la empresa, por ejemplo, la mutua de la empresa tiene la obligación de asumir la adaptabilidad de la vivienda de la víctima cuando la lesión le hubiese causado dificultades de movilidad. Informar de estas cuestiones es una de las labores de la fundación.

La Fundación acaba de nacer aunque la secretaria de Salud Laboral de UGT, Rosa Robledano, asegura que este tipo de asesoramiento los llevan realizando hace tiempo pero que fue durante el XII Congreso de sindicato, en mayo del 2009 cuando se aprobó el programa para la creación de una fundación o de una asociación destinada para tal fin.

En su primer mes de vida, ya cuentan con un caso, se trata de la familia de Sergio Estévez, un hombre de 38 años que perdió un mes de su vida debido a un accidente laboral. Uno de los barriles de cerveza que repartía le cayó encima en noviembre de 2009 y le provocó un traumatismo craneoencefálico.

De momento el número de las personas que asistirán a las víctimas (tanto afiliados como no afiliados) es todavía reducido y aumentará en caso de que aumente la demanda.

Independientemente de controversias considero que se deberían fomentar este tipo de iniciativas pero espero que no tengan ningún éxito… eso significaría que no se producen accidentes laborales!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.