La Deuda Pública

.

Durante el segundo trimestre de 2014, la deuda pública en España ha aumentado en 16.731 millones de euros, alcanzando la nada desdeñable cifra de 1.012.643 millones, lo que supone el 98,90% del PIB.

En espera de la cifra del tercer trimestre, así como de otros datos macro, las expectativas no son nada halagüeñas.

 

Seguro que has escuchado algo similar en más de una ocasión. Y como dicha deuda pública constituye uno de los principales quebraderos de cabeza del Gobierno.

 

En el post de hoy vamos a explicarte en qué consiste la deuda pública.

 

¿Qué es?

En un país, cuando los ingresos ordinarios (los recaudados a través de impuestos, por ejemplo) no son suficientes para hacer frente a los gastos públicos, se ha de acudir a los denominados recursos extraordinarios.

Entre dichos recursos, ocupa un lugar destacado lo que se conoce como Deuda Pública.

Se trata, por tanto, de un mecanismo de financiación, es decir, para obtener recursos financieros. Engloba al conjunto de deudas que mantiene un estado frente a otro país o frente a particulares.

 

Por decirlo de forma sencilla:

Un estado contrae deuda pública cuando tiene problemas de liquidez y el dinero de caja no es suficiente para afrontar pagos inmediatos o para financiar proyectos a medio / largo plazo.

.

No obstante, la deuda pública también puede utilizarse como instrumento de política económica.

 

Por otro lado, aunque hablamos de un estado o país, en el caso de España, también pueden emitir deuda pública las comunidades autónomas y las entidades locales (ayuntamientos y diputaciones provinciales).

 

El instrumento que utiliza el Estado para emitir deuda pública es lo que se conoce como títulos de renta fija.

Se trata de títulos que representan una parte alícuota de un crédito concedido contra la entidad que los emite (el Estado o la entidad autonómica o local), y que se corresponden con la deuda que tiene contraída con los inversores que han suscrito dichos valores.

Estos títulos son emitidos en España por el Tesoro Público y son los siguientes:

  • Letras del Tesoro

Son valores de renta fija (es decir, se conoce su rendimiento al vencimiento), emitidos mediante subasta a 3, 6, 12 y 18 meses.

Las Letras del Tesoro se emiten “al descuento”. Esto supone que se descuenta al inversor el importe de los intereses en el momento de la compra.

Las Letras se emiten en subastas que tienen lugar el tercer martes de cada mes (con alguna excepción).

Su importe mínimo es de 1.000 euros y las peticiones por importe superior han de ser múltiplos de 1.000

Las comunidades autónomas y corporaciones locales, así como algunos entes públicos, emiten pagarés a corto plazo, que técnicamente se asemejan mucho a las Letras del Tesoro.

  • Bonos y Obligaciones del Estado

Son valores emitidos a un plazo superior a dos años.

Los bonos y obligaciones del Estado se emiten a un tipo de interés fijo que se abona mediante cupones anuales.

Al igual que las Letras, se emiten mediante subasta competitiva y, en este caso, por tramos, para asegurar una gran liquidez. El importe mínimo son también 1.000 euros.

Los bonos se emiten a 2, 3 y 5 años. Las obligaciones se emiten a 10, 15 y 30 años.

 

 

Si estás interesado en invertir en deuda pública o, simplemente, ampliar esta información, puedes hacerlo a través de la Web del Tesoro Público.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.