Oferta Pública de Venta

OPV.

Iniciamos hoy un bloque de cuatro artículos dedicados a unas operaciones financieras muy particulares.

Están relacionadas fundamentalmente con el ámbito empresarial y bursátil.

.

.

Y responden a las siguientes siglas:

OPV – Oferta Pública de Venta

OPS – Oferta Pública de Suscripción

OPA – Oferta Pública de Adquisición

OPE – Oferta Pública de Exclusión

.

Comenzamos por la primera de ellas tras el salto.

.

¿Qué es una OPV?

Comenzamos con la definición más técnica. Así, una Oferta Pública de Venta (OPV):

Consiste en una operación financiera realizada a través del mercado bursátil con el fin, por parte del oferente, de vender todo o parte de algún activo financiero de una empresa, que está sujeto a una cotización en un mercado secundario de valores (Bolsa), y dirigida al público en general.

.

Esos activos financieros suelen asociarse, generalmente, a las acciones, ya que es la opción más elegida por las empresas. Pero también caben otros activos tales como obligaciones, pagarés, etc.

.

Dicho de forma más sencilla:

Es, en definitiva, una vía más para conseguir una recapitalización, mediante la creación de un mecanismo que dé entrada a nuevos accionistas en la empresa.

OPV

El caso más habitual de OPV es el que llevan a cabo las empresas antes de su salida a Bolsa y con el objetivo de colocar sus acciones en el mercado bursátil.

Pero también se promueven con motivo de la privatización de una empresa pública o porque un accionista mayoritario desea desprenderse de una participación importante en una sociedad cotizada.

.

Por tanto, a través de la OPV principalmente se da entrada a las empresas en los mercados bursátiles.

.

Dentro de las OPV, podemos diferenciar dos tipos:

  • OPV de acciones no cotizadas

Es el caso de empresas que no cotizan y quieren colocar por primera vez acciones en Bolsa.

En estos supuestos, como paso previo, es requisito realizar una solicitud de admisión a cotización.

.

  • OPV de acciones cotizadas

Son empresas que ya cotizan en Bolsa pero en las que uno o más accionistas mayoritarios se quieren desprender de acciones.

.

¿Cómo se realiza una OPV?

En primer lugar, la empresa debe presentar sus credenciales ante el organismo regulador que, en el caso de España, es la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

OPV

Ante la CNMV, la sociedad debe registrar un folleto informativo en el cual se ofrecerá información sobre aspectos como:

  • La forma de colocación de los valores asociados a estas operaciones
  • La entidad emisora
  • Su situación económico-financiera
  • Su estructura social y organizativa
  • Política de distribución de dividendos
  • Etc.

.

Este folleto pretende ser una guía para potenciales inversores, siendo asimismo evaluado por parte de la CNMV para que no se omitan aspectos relevantes y no se induzca a error a aquellos.

.

A partir de este punto, el proceso de una OPV sigue un desarrollo temporal determinado, con períodos establecidos para conocer:

  • La demanda potencial de las acciones
  • La fijación del precio
  • La recepción de las solicitudes de compra.

.

En los casos en los que la demanda de acciones supera a la oferta, se produce una adjudicación con prorrateo, donde caben diferentes fórmulas (por ejemplo, limitando el número máximo de acciones por inversor).

También suele establecer un tramo minorista (para pequeños inversores) y un tramo mayorista (para inversores institucionales), cuyos precios no tienen por qué coincidir.

El inversor minorista que desee invertir, debería acudir a una entidad financiera que actúe como colocadora en esa OPV.

.

Por último, finalizado este proceso y a partir del estreno, se inicia la cotización de las acciones de esa sociedad.

.

Esto es todo en relación con la OPV. Esperamos que haya sido de tu interés.

.

Continuamos con la Oferta Pública de Suscripción

.