¿Por qué debo ahorrar energía?

Portada

El pasado día cinco de marzo se celebro el Día Mundial de la Eficiencia Energética; con motivo de este evento la editorial Anaya acaba de publicar un libro dirigido a los más pequeños.

Más allá de las disciplinas, digamos tradicionales, normales, tenemos que ser conscientes de que la educación ambiental esta presente en todos los ámbitos de nuestra vida. Y aunque, ya hace algún tiempo que está incluida en el currículo, nunca esta demás, presentar y recomendar un material didáctico para que la educación ambiental siga estando presente, no solo en el ámbito escolar, sino también en el ámbito doméstico. Pero además que nos pueda servir no solo durante el periodo lectivo sino también en periodos vacacionales.

Detrás de está ”preocupación” surge este material, dirigido a niños a partir de 6 años, donde a través de 32 páginas entretenidísimas se nos cuenta una historia que nos narra la transformación que sufre una familia clásica derrochadora a convertirse en una familia consciente de sus necesidades energéticas (que podríamos reseñar como ahorradora). Esta transformación se produce mediante la presentación de situaciones cotidianas, conocidas por todos, pero aportando soluciones encaminadas a que se produzca el ahorro. La finalidad del presente libro es mostrar como todos los miembros de la familia colaboran para no malgastar los preciados bienes energéticos. Sirviéndose para ello del humor, a través del cual irán introduciendo a los niños en cada escena para alcanzar ese fin propuesto.

De lectura fácil, se apoya en un gran número de preciosas ilustraciones que nos reflejan las actividades que realizamos diariamente y a las que debemos prestar más atención, porque un descuido puede suponer un derroche innecesario.

Imagen

Involucrar a los niños, introduciéndolos en la piel de sus protagonistas provocará que vivirían momentos como los reflejados por los mismos a lo largo de la historia del libro; algo que a buen seguro les encantará.

Finalmente, una vez finalizada de leer la historia, nos encontraremos con toda una recopilación de materiales para poder trabajar con los niños, desde juegos, adivinanzas, dibujos…etc. Que nos ayudarán a reforzar todo lo aprendido durante la lectura.

El libro trata de mostrarle a los niños las diversas formas de energía que nos encontramos en la vida diaria, desde el carbón, el petróleo y el gas natural que son combustibles fósiles que se queman para generar electricidad. O como la electricidad también se puede generar usando energía nuclear, o aprovechando la energía del sol, del viento, de las olas o del agua corriente. Tratando así las energías renovables porque, a diferencia de los combustibles fósiles, no se agotan. Idea está de vital importancia en el aprendizaje de nuestros pequeños, pero que deforma sencilla podremos explicar; y que a buen seguro asimilarán.

No debemos de olvidar que hablar sobre la energía supondrá enseñar a los niños palabras que no conocen, como sequía, energía, medio ambiente, combustible, combustibles fósiles, contador, minería, gasolina, polución, central eléctrica, bienes preciosos…etc. Y para ello, es recomendable hacer una lista de las palabras nuevas para así poder explicar su significado, al mismo tiempo que también enriquecemos su lenguaje.

El precio de esta obra, es de 8,50 € que dada la calidad del mismo, no debe ser un freno para ir generando conciencia ambiental en los más pequeños.

Como aspecto negativo reseñar, que echamos un poco en falta una versión electrónica (si cabe algo más económica).

Aún así, creemos que debe formar parte de cualquier biblioteca del aula que se precie. Y por supuesto, recomendamos su inclusión en cualquier biblioteca domestica.