Promoción como Herramienta de Marketing

.

No podemos evitarlo. Somos así. Va en nuestra naturaleza. Lo que lleve la palabra “gratis”, “gratuito”, “regalo”, etc., nos llama. Muchas veces, sin importar de qué se trate.

Es el poder de los artículos promocionales. Una poderosa herramienta de Marketing.

 

Para que un potencial cliente se interese por un producto de nuestra marca son necesarios 3 elementos básicos:

  • Que sepa de su existencia
  • Que se sienta persuadido a comprarlo
  • Que recuerde el producto

 

Por tanto, toda estrategia de Marketing que se precie deberá poner en marcha una serie de mecanismos dirigidos a lograr la consecución de esos tres elementos.

Y para todos ellos, existe una interesante herramienta que conocemos como promoción.

La Promoción es una herramienta de Marketing que tiene como objetivo específico informar, persuadir y recordar al público objetivo los productos que una empresa u organización le ofrece, pretendiendo de esa manera, influir en sus actitudes y comportamientos, y para lo cual incluye un conjunto de herramientas como la publicidad, promoción de ventas, relaciones públicas, marketing directo y venta personal.

 

Las promociones pueden servir para:

  • Posicionar una marca
  • Expandir el target
  • Lanzar un producto nuevo
  • Fidelizar clientes
  • Estimular las ventas
  • Incrementar la presencia de la marca en el mercado

 

Se trata, por tanto, de un importante canal de comunicación entre una empresa y sus potenciales clientes.

Una vez puestas de manifiesto sus bondades, en el artículo de hoy te proponemos algunas ideas de cómo utilizar esta herramienta:

En este punto, la creatividad es un elemento fundamental. Las promociones no deben parecer un simple regalo, sino que deben generar lo que se conoce como call to action o llamada a la acción. Para ello, se centrarán especialmente, en destacar las características del producto o servicio, en aquello que aporta valor añadido al mismo.

 

Estos son algunos ejemplos:

  • Muestras gratuitas

Se trata, probablemente, de una de las formas más eficaces de introducir un producto en el mercado y llegar al potencial cliente.

No obstante, tiene la desventaja del coste que supone la producción y distribución, por lo que deberá tenerse en cuenta este aspecto.

  • Cupones

Se caracterizan porque su funcionamiento es muy sencillo. Se formaliza a través de un ticket o justificante que, al presentarse en el establecimiento, el cliente obtiene el descuento correspondiente.

Se utilizan frecuentemente en dos casos: para productos que están en una fase de madurez y con tendencia a no crecer; y como estrategia de posicionamiento, para productos recién introducidos en el mercado.

  • Paquetes con precios especiales

Consiste en agrupar varios productos en un mismo bloque, pack o paquete, vendiéndolo todo conjuntamente. Es una opción eficaz para introducir un nuevo producto en el mercado.

Sus resultados, por lo general, se aprecian en el corto plazo.

  • Concursos o sorteos

Contribuye a mejorar el posicionamiento de la marca al darle al consumidor la oportunidad de ser acreedor de un regalo.

  • Recompensas por fidelidad

Su finalidad es premiar a los consumidores frecuentes de una marca, producto o servicio.

Bien empleada, pueden transformarse en el elemento que determine la preferencia de un consumidor a la hora de elegir una marca sobre otras, además de generar una buena imagen.

  • Descuentos

Se trata de la herramienta de promoción por excelencia. Consiste en la clásica reducción en el precio de un producto durante un determinado periodo de tiempo.

Resulta interesante como herramienta para captar nuevos clientes que no están familiarizados con una marca. No obstante, requiere que la oferta sea lo suficientemente atractiva para sus bolsillos.

 

Conclusión

Como habrás podido comprobar, el mundo de las promociones es muy amplio y variado.

En este artículo te hemos ofrecido algunas de las que nos han parecido más importantes. Pero hay muchas más. Puedes probar otras diferentes.

Como ya adelantamos, la innovación y la creatividad constituyen en este aspecto un elemento diferenciador.