E-MARKETING: MARKETING EN REDES SOCIALES (y II)

Las redes sociales son una herramienta idónea para conectar nuestra empresa tanto con los clientes actuales como con clientes potenciales, aprovechando su gran difusión.

El número de usuarios conectados es cada día mayor, así como el tiempo de conexión dedicado.

Son, por tanto, una buena herramienta para llegar a un público segmentado y muy activo, sin necesidad de realizar grandes inversiones.

Unos cuantos datos para ilustrar esta realidad.

 

 

En España, el 81% de los internautas (unos 18 millones de personas) tiene un perfil en alguna red social.

Seis de cada diez usuarios se conectan a diario y más del 80%, al menos una vez a la semana.

El 74% de los consumidores leales a una marca, a un producto o a un servicio contacta con ella a través de las redes, y nunca lo hace para expresar opiniones negativas.

Además, los usuarios suelen mostrarse menos dispuestos a hablar negativamente sobre aquellas compañías con las que interactúan habitualmente.

Redes como Facebook tienen más de 600 millones de usuarios y 80.000 millones de páginas vistas diarias.

 

 

Esto pone de manifiesto una gran oportunidad para las empresas, por lo que estar de forma eficiente en las redes sociales supone nuevas opciones de desarrollo de negocio.

 

 Por ello, debemos dejar a un lado mitos tales como:

 

«Las redes sociales solo la utilizan los jóvenes»

Porque:

La mayoría de los miembros de una red como Facebook tiene entre 35 y 54 años y la tasa de crecimiento más alta se registra entre los usuarios de más de 55 años.

 

«El Marketing en redes sociales es peligroso»

Porque:

¿Qué estrategia de Marketing no entraña algún tipo de peligro?

 

 «El marketing en redes sociales no se adapta a mi modelo de negocio»

Porque:

¿Qué vende usted que no necesita publicidad?

 

Ahora bien, no todas las redes son iguales, ni por el perfil de los usuarios, ni por la forma de funcionar.

No obstante, como cualquier estrategia de Marketing, requiere una planificación, existiendo unas pautas generales a seguir, con posibilidades de éxito, para realizar una campaña de Marketing en una red social.

 

1)    Definir objetivos

No tener un objetivo claro puede llevar a no conseguir los resultados esperados. La idea no es ponerse a crear perfiles sin sentido en cualquier red social que nos encontremos.

 Los objetivos pueden ser de muy diversa índole: fidelizar clientes, llegar a clientes potenciales, promocionar nuevos productos o servicios, dar a conocer o aumentar las visitas a nuestra Web, crear o fortaleces nuestra marca, etc.

 

2)    Determinar las herramientas a utilizar

Como hemos dicho anteriormente, no todas las redes son iguales. Este punto nos ayudará a elegir qué tipo de red nos interesa, qué contenido compartir, etc.

Lo fundamental es determinar dónde está el público que nos interesa.

Para ello, deberemos hacer una lista de las redes, blogs, foros, etc., en los que participa nuestra potencial audiencia.

Dentro de cada una de ellas, intenta localizar menciones de tu marca o producto. Finalmente, presta atención a lo que se comenta e identifica a los usuarios más activos.

 

3)    Establecer relaciones y contactos: cantidad vs. calidad

Identificadas las redes por las que se mueven nuestros potenciales seguidores, procederemos a participar en la conversación, añadiendo comentarios, compartiendo contenido, resolviendo dudas o problemas, etc.

De esta forma, nos daremos a conocer y comenzaremos a obtener seguidores.

Pero, como en casi todo, a la hora de establecer contactos, debemos tener en cuenta más la calidad de éstos que su cantidad. De nada sirve tener 20.000 “followers” o “Fans”, si más de la mitad son cuentas SPAM o de contactos que no tienen ningún interés.

Además, estas relaciones requieren una atención continua.

   

4)    Seleccionar herramientas de medición

Consiste en establecer las herramientas necesarias para medir la efectividad de nuestra presencia en las redes sociales.

Para ello, se pueden utilizar las propias herramientas de estadísticas que nos ofrece cada red social: aplicaciones de webmetrics como “Google Analytics”; o plataformas de gestión como HootSuite, que nos permiten analizar la viralidad de nuestra acción en las redes sociales.

 

5)    Análisis y cambios

En base a los resultados anteriores, analizaremos qué hemos hecho bien y qué es lo que podemos mejorar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.