F-COMMERCE (y IV): ALGUNOS CONSEJOS

.

Si has llegado hasta aquí, parece que te has tomado en serio el objetivo de abrir tu tienda en Facebook.

Pero por el solo hecho de hacerlo, las ventas no llegan solas. Es necesario hacerlo bien, lo que requiere planificación, organización, gestión y seguimiento.

 

.

Tus fans buscarán experiencias que les aporten un valor añadido.

Te damos algunos consejos para ello.

 

.

Y estos son:

1) El proyecto debe formar parte de tu estrategia empresarial

No basta con crear la tienda, subir unos cuantos productos y esperar sentado a que lleguen las ventas.

Fija un objetivo. Analiza el mercado. Detecta oportunidades.

 

Y, en función de éstos, asigna recursos, establece una estrategia de marketing y aporta valora a tu marca.

 

2) Date a conocer

Anúnciate.

Es importante darle visibilidad. Comunícalo de manera activa. No se puede abrir y esperar que los fans se apunten proactivamente.

Nadie acudirá a tu tienda si nadie sabe que existes.

 

3) Crea expectativa, intriga, despierta curiosidad, llama la atención

¿Cómo?

–  Crea pre-lanzamientos

Es una estrategia interesante ya que demuestra a los fans el compromiso de la marca.

Al presentar un producto en Facebook, antes que por cualquier otro medio, se obtiene un mayor engagement con tus seguidores.

–  Presenta ofertas o promociones limitadas y/o exclusivas

Contribuye a aumentar la fidelidad.

–  Utiliza Facebook para detectar Insights

Los Insights son los aspectos ocultos de la forma de pensar, sentir o actuar de los consumidores.

Éstos generan oportunidades para nuevos productos, estrategias y comunicación accionable para las empresas.

Detectarlos equivale a descubrir nuevas oportunidades de mercado.

 

Como ejemplo claro de los tres anteriores está la Facebook Store de BMW. No parece muy fácil intentar vender un coche a través de Facebook.

Sin embargo, lo que sí ha hecho BMW es ofrecer gadgets y productos exclusivos a los fans de la marca.

 

4) Establece puentes on-off

Por ejemplo, en el caso de que también dispongas de tienda física, además de una en Facebook.

Estos puentes pueden contribuir a, por un lado, promocionar tu Facebook Store en tu tienda física; y, por otro, redirigir tráfico, desde tu Facebook Store, al espacio de venta tradicional.

 

5) No copies tu tienda on-line 

Recuerda que Facebook es una red social. 

El F-Commerce funciona cuando la empresa ofrece una propuesta diferente y única. Los usuarios esperan obtener una experiencia de navegación diferente.

Si te limitas a una duplicación exacta de tu tienda on-line, sin aportar ningún tipo de valor añadido, la experiencia demuestra que los resultados no siempre son buenos.

  

6) Fomenta la viralidad

Recuerda que los usuarios sociales estarán atentos y receptivos a noticias, novedades y actualizaciones de sus contactos.

De hecho, se estima que alrededor del 80% de los consumidores online confía en las recomendaciones, opiniones o consejos de otras personas a la hora de comprar un producto.

 

 7)   Interactúa con tus fans 

Escúchales, interésate por sus inquietudes, gustos, preferencias, etc., especialmente, antes de ofrecer un producto o servicio. 

Esto te proporcionará mucha información sobre lo que realmente le interesa a tus fans. 

Y respóndeles. Ten alguna deferencia.

Recuerda que te están comprando en momentos de ocio. Premia su fidelidad.

 

8)   Adapta el perfil y el lenguaje 

Recuerda que no es una tienda o-line, sino un espacio de esparcimiento. 

Dota al proceso de compra de un componente social, donde tus fans puedan disfrutar de un entorno donde informarse sobre un producto, leer opiniones de sus amigos o conocidos y donde puedan también realizar la compra. 

Ofrece usabilidad, facilidad, agilidad y seguridad. Facilita la compra con pocos clics.

Si el proceso de compra es demasiado complejo debido, por ejemplo a una mala organización o gestión de la tienda, poco tardarán en irse a otro lugar a comprar lo que buscan.

 

Y una vez realizada, viralízala. Que el cliente no se vaya sin compartir la compra que acaba de efectuar.

  

9)   Genera sensación de escasez 

Unidades limitadas, productos de temporada, pre-lanzamientos, etc. 

Suelen estimular el proceso de compra

  

10)   Procura que el fan se vaya satisfecho

 

 

A la vista de lo expuesto podemos decir que, si bien las Facebook Stores pueden considerarse un canal de venta más, para que resulten efectivas, las organizaciones deben identificar y comprender bien sus características propias y diferenciadoras. 

El modelo de gestión de una F-Commerce debe potenciar estas características propias para sacarle todo el potencial que ofrece. 

  

Siguiendo estos consejos, conseguirás transformar un “Me gusta” en un “Te compro”