La necesidad del posicionamiento web corporativo

Hoy en día, en un momento donde la diferencia entre el éxito o el fracaso empresarial radica en pequeños detalles o signos distintivos, se hace imperiosa la necesidad de tener presencia en la red.

Propongamos, como punto de partida, que somos una empresa que todavía no está posicionada en Internet; si queremos empezar a comercializar nuestros productos en la red, debemos saber cómo hacerlo; las grandes compañías no se encuentran con este problema ya que tienen sus propios dominios reservados y en él sitúan la página con su respectivo catálogo de productos/servicios a disposición del público objetivo, para que la venta sea un proceso mucho más cómodo y fácil al poder hacerlo todo desde el sillón de casa.

El problema se vuelve patente en el caso de las PYMES, ya que éstas no tienen la capacidad económica ni las herramientas necesarias (como el personal cualificado), para poder llevar a la práctica la creación de su propia web.
Para tratar de solventar esta deficiencia se han creado un sinfín de programas informáticos muy sencillos de usar donde nosotros mismos con unas básicas nociones informáticas podemos diseñar nuestra propia página web, controlando el catálogo de productos, precios, descuentos, diseño visual de la página,…

Podéis encontrar fácilmente estos programas indagando en Internet. Un ejemplo de éstos es el programa “Shop to date”, uno de los más conocidos y de los más sencillos de utilizar.

El único trámite fuera de lo que es el programa en sí es que no viene incluido el servicio de hosting, o lo que es lo mismo, el espacio dentro de un servidor donde alojar nuestra página, aunque también resulta fácilmente subsanable ya que a través de Internet podemos tener acceso a una gran cantidad de empresas dedicadas a facilitar espacio web. Las más básicas pueden llegar a ofrecerte hasta 500 megas de espacio de carga por un módico precio de 3 € mensuales, lo que convertiría a nuestra pequeña empresa en visible para el cliente en la red de redes.

Existen otros programas como “One and one”, que incluyen ya el servicio de hosting dentro del paquete del propio programa, lo que provoca que sea un poco más caro, pero asequible en lo que a correspondencia inversión/futuro beneficio se refiere.

Es verdad que el hecho de tener una web corporativa es sólo el comienzo del proceso de venta on-line, ya que el verdadero éxito está en obtener un buen posicionamiento de nuestra página en los principales buscadores, aunque esto ya es otra historia, que posiblemente y si os resulta de interés, trataremos en futuros artículos, explicando el concepto de “pay for click” que es el paradigma de negocio de Google y que la gente habitualmente no suele conocer.

Mientras tanto aquí se incluyen unos links de este tipo de productos especializados para pequeñas y medianas empresas en lo que a creación de espacios web y servicios de hosting se refiere:

 

2 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.