LOMCE: otra más, ¿no?


(Fuente de la Imagen: http://blog.tiching.com)

Siguiendo la tradición española, que otra cosa no tendremos pero tradiciones…, sobre todo cuando se trata de mantener un rasgo adquirido por nuestros políticos, y en eso no suelen fallar, siendo nuestra clase política fiel a esas “tradiciones” no escritas.

Puede que muchos de vosotros, estéis un poco despistados, pero solo hará falta que echéis un vistazo a las noticias de la televisión, de los periódicos, de internet, y os daréis cuenta de que no paran de hablar de la aprobación de la nueva ley educativa.

Desgranando un poco más, entenderéis rápidamente porqué hago referencia a lo de la tradición de nuestros políticos, los cuales, siguen empeñados en cambiar y cambiar las leyes educativas, sin darle siquiera la posibilidad a cada una de ellas de demostrar su eficacia o negligencia.Es como si cada uno de ellos (nuestros políticos me refiero) solo les interesase plasmar sus ideas en el Boletín Oficial del Estado sin más…o simplemente busquen la fama, al añadir los medios de comunicación su apellido a las mismas.

Pues sí, ha llegado la hora de jubilar a la LOE, esa ley tan antigua y que tantos años lleva implantada en nuestro sistema educativo…

Y no vayáis a pensar que es una mala noticia, pues gracias a esta jubilación (recordemos que es la séptima ley educativa en toda la democracia), una vez más se pondrá en marcha el círculo lucrativo para unos pocos; no en vano ahora será necesario que los libros de texto vuelvan a cambiar, por no hablar del coste para profesores y centros.

Pero aparquemos por un momento toda esta problemática, la cual, sin lugar a dudas daría para infinidad de post y comentarios…y centrémonos, a grandes rasgos, en los cambios que va a suponer está nueva ley.

Las grandes modificaciones que traerá consigo esta nueva ley educativa se centran en:

  • El currículo: puesto que ahora será el gobierno central quién fijará los contenidos de las materias troncales, tanto de primaria, secundaria y bachiller. Para casi todas las demás materias, las denominadas específicas, serán las comunidades autónomas quiénes fijarán los objetivos y criterios de evaluación.
  • Reválidas: Ahora serán las evaluaciones externas las que controlarán lo que se enseña en las clases, más que los currículos; y que tendrán que pasar los alumnos en cada etapa educativa; tanto primaria, ESO como bachillerato. Siendo estás dos últimas reválidas propiamente dichas, dado que si el alumno no aprueba, no podrá seguir estudiando, y la redacción y control dependerá del ministerio. No sucederá lo mismo en primaria, dónde se realizarán dos evaluaciones controladas por las comunidades autónomas. Por tanto, al finalizar 4º de la ESO, el alumno que lo haya superado obtendrá el título de enseñanza obligatoria; y si quiere seguir estudiando tendrá que realizar y aprobar un examen final, que será distinto en función de si quiere encaminar sus estudios hacia la FP o el bachillerato. Como aspecto a reflejar aquellos alumnos de cuarto de la ESO, que tengan algunas asignaturas suspensas también se podrán presentar a los exámenes, y si lo aprueban obtendrán el título y podrán seguir estudiando Los alumnos que hayan superado el segundo curso de Bachillerato, pero que no hayan aprobado la reválida podrán acceder a la FP de grado superior. Finalmente para la obtención del título de Bachillerato y poder acceder a la Universidad deberán de aprobar la reválida. Esta superación no exime de la realización de exámenes específicos que podrán realizar las universidades para dar acceso a las carreras.
  • Especialización y autonomía: se promueve la especialización de los centros en determinadas áreas. Se reduce la capacidad de decisión de los padres y profesores a la hora de elegir a los aspirantes a director. Los cuales, serán designados por el Gobierno, ya que tendrán que pasar un proceso de formación y deberán de ser acreditados. Aumentado así el control institucional de los centros; además los directores podrán contratar y vetar directamente a profesores que vayan a su centro.
  • Condiciones de los funcionarios: Las condiciones laborales del profesorado también cambiarán. La LOMCE se reserva el derecho a cambiar el destino y la función de los funcionarios. Asimismo, se aumenta el horario lectivo del profesorado y el ratio de alumnos por aula se eleva un 10 %.
  • Itinerarios: Con la nueva ley los estudiantes empezarán a elegir asignaturas optativas en función de si su orientación educativa se encaminará hacia la Formación Profesional o el Bachillerato, y lo harán en 3º de ESO. Ya en 4º de la ESO los alumnos se separan en función del itinerario que hayan escogido, si bien mantendrán algunas asignaturas comunes. En segundo de la ESO, aquellos alumnos que hayan repetido dos veces podrán pasar a la nueva FP Básica, a la cual se accederá por norma general al final de 3º de la ESO. Constituyendo estos programas una alternativa de dos años a la ESO, enfocado para aquellos alumnos que van peor, y que de esta forma aprenderán los rudimentos de un oficio; sin embargo, los alumnos que aprueben estos curso tendrán acceso directo a la FP de grado medio, pudiéndose además presentarse a la reválida de la ESO para obtener el título obligatorio.
  • Religión y Ciudadanía: se elimina completamente la materia de Educación para la ciudadanía, estableciéndose como alternativa a la religión, la asignatura denominada Valores Culturales y Sociales en Primaria, y valores Éticos en Secundaria. La asignatura de religión pasa a una materia de especialidad, que contará para la nota media y se equiparará en horas a la media del resto de materias.
  • Concertada: Ahora se tendrá en cuenta “la demanda social” a la hora de planificar la oferta de plazas, esto es, que el texto legal ha sido modificado y ahora las administraciones públicas estarán obligadas a garantizar una plaza durante la educación obligatoria, pero ya no se especifica, como hasta ahora, que esa plaza tenga que ser pública. Todo ello estará recogido en: “la libertad de enseñanza, que reconozca el derecho de los padres y tutores legales a elegir el tipo de educación y el centro para sus hijos, en el marco de los principios constitucionales”. Se introducen entre los fines de la educación “la libertad de enseñanza y de creación de centro docente, de acuerdo con el ordenamiento jurídico”. Por otro lado el período para renovar los conciertos de los centros se prolonga; pasando de un máximo de 4 años a un mínimo de 6 años para el tramo educativo de Primaria y cuatro años en Secundaria.

No voy a profundizar más en el asunto, dado la gran repercusión que está teniendo, mejor una vez asentadas y estudiados esos cambios podremos entrar en materia y generar otro post.

Por tanto por el momento se espera su implantación para el curso que viene; entonces veremos si está tradición política evoluciona de forma normal o en este caso se acelera aún más y no llega ni a implantarse, siendo sustituida por otra ley más joven…

Con todo esto, recalcar que es que no quiera que se implante está ley, sino que de una vez por todas, se llegue a un consenso generalizado por parte de todos los sectores implicados y le den de verdad una larga vida a la implantación de una Ley Educativa.

Toda la información está disponible en: http://www.mecd.gob.es/servicios-al-ciudadano-mecd/dms/mecd/servicios-al-ciudadano-mecd/participacion-publica/lomce/20130517-aprobacion-proyecto-de-ley.pdf (LOMCE).

5 Comentarios

  • Me ha gustado tu post. Nadie ha pensado la cantidad d leyes d educación por las que hemos pasado y es un suma y sigue sin resultados efectivos. Ojalá algún día se encuente una efectiva e inamovible.

  • Felicidades por este post. Estaré atenta a su continuación (si la hubiera, que espero que sea así).
    Viendo este panorama, cada vez temo el futuro que le espera a mi hija y a toda su generación…

  • En mi familia hemos vivido casi cada una de estas leyes. Desde el año 1970 en adelante le he dado un repaso a cada una de ellas y ninguna ha servido para mejorar la anterior, tristemente. Espero que escriba un segundo artículo sobre este tema ya que es muy interesante.

  • La verdad es que no sabía que se hubiese cambiado tantas veces la Ley de educación. Post muy interesante. Las novedades de la nueva ley, no tanto… Demasiada importancia a la asignatura de religión en un Estado declarado laico, más preocupación por separar a los chicos más “listos” de los menos…. En fin, a ver que sale de aquí…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.