NUEVA REGULACIÓN DE LA EDUCACIÓN SECUNDARIA OBLIGATORIA

Partiendo de la idea de que el sistema educativo debe estar orientado a la formación de adultos competentes, todas las políticas educativas se están reorientando por este camino.

Frente a los sistemas educativos más tradicionales  que tienden a priorizar la adquisición de conceptos en la actualidad buscamos un sistema que prepare a alumnos y alumnas para desarrollar un proyecto de vida personal, social y profesional satisfactorio.

La Ley Orgánica de Educación (LOE) de 2006 incorporó el concepto de las competencias básicas en la educación.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) define la competencia como “la capacidad de responder a las demandas y llevar a cabo las tareas de forma adecuada. Surge de la combinación de habilidades prácticas, conocimientos, motivación, valores éticos, actitudes, emociones y otros componentes sociales y de comportamiento que se movilizan conjuntamente para lograr una acción eficaz”.

La Unión Europea (UE) dentro de su objetivo de promocionar la dimensión europea de la educación, creo  un grupo de trabajo encargado de identificar las competencias que se consideran clave para el aprendizaje a lo largo de la vida que se formalizó en un documento de Recomendación a los países miembros creado por el Consejo de Ministros de Educación, en el año 2006.

Esta Recomendación de la UE  define la competencia como:

“combinación de destrezas, conocimientos, aptitudes y actitudes y la disposición de aprender, además del saber cómo. Las competencias clave representan un paquete multifuncional y transferible de conocimientos, destrezas y actitudes que todos los individuos necesitan para su realización y desarrollo personal, inclusión y empleo. Estas deberían haber sido desarrolladas para el final de la enseñanza o formación obligatoria y deberían actuar como la base para un posterior aprendizaje a lo largo de la vida”.

Como se aprecia en esta definición la educación cada vez más se va reorientando hacia la preparación de adultos competentes laboralmente.

La Ley Orgánica de Educación incorpora las competencias básicas como uno de los elementos del currículo (articulo 6) y de la evaluación y dicho documento establece como objetivo entre otros: “prepararlos para la vida adulta y el aprendizaje permanente”. El aprendizaje continuado en una sociedad tan cambiante por la incorporación de la tecnología y una economía globalizada va ser básico para cualquier individuo en edad de trabajar.

Dentro de las 8 competencias básicas que establece el sistema educativo español aparece la del Tratamiento de información y competencia digital que se define como: Habilidades para buscar, obtener, procesar y comunicar la información y transformarla en conocimiento, incluyendo el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación como generadoras y transmisoras de conocimientos y comunicación”.

Dentro de este marco de reformas en nuestro sistema educativo el Gobierno ha aprobado modificar el Real Decreto de Enseñanzas Mínimas de la ESO.

Esta modificación alcanza tres aspectos básicos: modificación de 4º de la ESO, reforma de los Programas de Cualificación Profesional Inicial y certificado de Competencias Básicas.

La Modificación de 4º de la ESO:

Se pretende fomentar la optatividad, en mi humilde opinión, con la pretensión de formar sujetos más autónomos, creativos e innovadores. A partir de la entrada en vigor de este decreto,  los alumnos deberán elegir tres materias de cada una de las  opciones o dos materias de una opción y una tercera de las comunes. Las tres nuevas materias son:

• Alimentación, nutrición y salud

• Ciencias aplicadas a la actividad profesional

• Orientación profesional e iniciativa emprendedora

Cae de cajón que la cultura tecnológica, innovadora y orientada a la profesionalidad se implanta con fuerza en la educación.

Se dan tres alternativas:

• Opción 1:

• Educación Plástica y Visual,  Latín, Música

• Opción 2:

• Biología y Geología, Física y Química, Tecnología

• Opción 3:

• Alimentación, Nutrición y Salud, Ciencias Aplicadas a la  Actividad Profesional, y Tecnología

Materias comunes:

• Informática

• Orientación Profesional e Iniciativa Emprendedora

• Segunda Lengua Extranjera

Os cuelgo también una relación de las materias obligatorias para todos los alumnos:

• Educación Ético-Cívica.

• Educación Física

• Ciencias Sociales

• Geografía e Historia

• Lengua Castellana y Literatura y, si la hubiere, Lengua cooficial

• Literatura

• Matemáticas

• Primera Lengua Extranjera

La nueva regulación también plantea cambios en los programas de cualificación profesional inicial:

Se adelanta un año el acceso ( 15 años) para aquellos alumnos  que se considere que es la mejor opción para finalizar con éxito la ESO y favorecer su continuidad en los estudios postobligatorios .Se configuran como programas con una duración de dos años  y van a permitir el acceso directo a los ciclos de FP de Grado Medio o la obtención del título de Graduado en ESO superando los módulos obligatorios, además de poder obtener un certificado de profesionalidad de nivel 1 en los casos que superen los módulos específicos.

Certificado de competencias básicas:

Aquellos alumnos que no obtengan el título de la ESO recibirán un  certificado con el nivel de adquisición de las competencias básicas alcanzadas. Tendrá carácter oficial y validez en toda España. Además podrá permitir la exención de pruebas para la obtención del título de Graduado en ESO o para el acceso a los Ciclos Formativos de Grado Medio.

A modo de conclusión podemos decir que la noción de competencia, referida al contexto laboral ha enriquecido el campo educativo y se requiere una aplicación creativa, flexible y responsable. Caminamos hacia un sistema educativo que forme a las personas a descubrir, despertar e incrementar sus posibilidades creativas para que sea capaz de innovar a lo largo de toda su vida.

 

2 Comentarios

  • Hola Ana:

    He leído tus tres entradas y me han parecido muy interesantes. Creo que tienes un punto de vista positivo ante tanta reforma, al contrario que el mio. Personalmente creo que tantos cambios se encuentran con las siguientes barreras:
    1- La falta de motivación de los docentes para realizar un aprendizaje continuo. Me incluyo.
    2- La falta de inversión de los Estados que en vez de añadir recursos los recortan
    3- La falta de medidas reales de conciliación de la vida familiar y laboral. Cuándo puede partipar un padre en la educación de su hijo si sale a las 8 de la mañana y vuelve a las 20.00 como pronto, les da de comer y los acuesta. Y así la educación de nuestros niños recae totalmente en los profesores.
    Queremos cambiar la educación y prepararnos para un sistema inclusivo, innovador y creativo, pensado para nativos digitales y no estamos motivados, no invertimos dinero y no trabajamos cooperativamente famila, sociedad y escuela.
    Ana, te agradezco infinitamente toda la información que das, me llama la atención la rapidez con de las actualizaciones, admiro mucho tu trabajo pero no puedo evitar ser muy pesimista.

    • Hola Josefina:

      Primero agraderte tu comentario. Después decirte que estoy totalmente de acuerdo con tu comentario pero considero que no soy optimista más bien mi opinión es el resultado de una revisión de la normativa comunitaria. La UE va imponer su postura la incognita está en saber cuánto tiempo tardaremos en adaptarnos.
      Estoy de acuerdo con tu análisis y pienso que incorporaremos los cambios tarde y a última hora, como pasó con la implantación del sistema de competencias o el plan Bolonia.
      Sobre el tema de la conciliación de la vida laboral y familiar habría mucho que hablar