Banca Ética

.

Como consecuencia de los recientes excesos que se han llevado a cabo por parte de la llamada “banca tradicional” en los últimos tiempos, se ha propuesto un nuevo concepto o alternativa al sistema financiero actual.

Es la conocida como banca ética

Y en el artículo de hoy te contamos en qué consiste.

.

¿Qué es la banca ética?

Sus orígenes se remontan al siglo XIX en los Estados Unidos.

En Europa, el que puede considerarse primer antecedente de la banca ética surge en Holanda, a finales de los años 60, de la mano de las teorías económicas más alternativas en esa época, que abogaban por un desarrollo social y sostenible, a través de lo que se conoció como Fundación Triodos.

De ella nacería el actual Triodos Bank, ejemplo de entidad que aboga por una banca ética.

En España, puede situarse su nacimiento en 2004, con la apertura de la primera sucursal del Banco Triodos en Barcelona.

 

También denominada social, sostenible, alternativa o responsable, por banca ética se entiende el:

Conjunto de entidades financieras que intentan conseguir simultáneamente dos objetivos compatibles y necesariamente complementarios:

  • Obtener beneficios
  • Financiar actividades económicas que tengan un impacto social positivo

Es decir, desarrollan una actividad económica no basada en la especulación y situada fuera de los mercados secundarios; una actividad que pretende ir vinculada a iniciativas que produzcan un impacto social positivo.

Por tanto, los productos de la banca ética no buscan sólo conseguir un beneficio económico, sino también generar un flujo que repercuta positivamente en la sociedad, buscando la rentabilidad social de las inversiones y la responsabilidad social del ahorrador.

Las finanzas se consideran, de esta manera, como una estructura para la realización de la justicia en el ámbito de la intermediación financiera, permitiendo, a través de la solidaridad y de la promoción de procesos de co-responsabilización individual y colectiva, generar marcos de relación económica no excluyentes.

¿Qué propone la banca ética?

Frente a:

Propone:

Por tanto, ¿qué características diferencian a la banca ética de la tradicional?

Algunas de los aspectos que pretende potenciar la banca ética frente a la tradicional son:

  • Transparencia

Estas entidades se caracterizan por su gran accesibilidad, en todo momento, a la información de los proyectos que financian.

  • Economía real

Consiste en mantener una actividad al margen de la especulación y de los mercados secundarios, de forma que permita a estas entidades mantener una evolución estable.

  • Rentabilidad Social

Supone que su actividad gire en torno a unos objetivos de cooperación y fomento del desarrollo de actividades que puedan aportar algo positivo a la sociedad.

  • Sostenibilidad

Su actividad promueve proyectos que apoyen el denominado desarrollo sostenible.

 

Banca ética en España

Aunque la banca ética se trata de un tipo de servicio bancario y social que todavía no está suficientemente desarrollado en España, sí podemos encontrar tanto entidades como iniciativas que siguen los principios de este sistema financiero alternativo.

Son, entre otras:

 

¿Qué productos ofrece la banca ética?

A modo simplemente de enumeración, diremos que los principales productos que ofrece actualmente la banca ética en España son:

  • Microcréditos

Se trata de créditos sin garantías de devolución, de importes relativamente pequeños, destinados a personas o sociedades con dificultades de acceso a la financiación bancaria tradicional.

Además, la banca ética ofrece unidades de apoyo social y técnico para el solicitante del préstamo, al que asesora en sus finanzas.

  • Productos financieros alternativos

–      Bonos solidarios

–      Clubes de inversión

–      Préstamos para incentivar el comercio justo

  • Productos bancarios de contenido social

–      Libretas de ahorro solidario

–      Tarjetas solidarias

  • Sistemas de intercambio o trueque, en los que se elimina el uso de dinero en las transacciones

Aunque se trata de un modelo que todavía está dando sus primeros pasos, algunas fuentes señalan que la banca ética en España ya cuenta con más de 100.000 clientes.

No cabe duda de que aún le queda un largo camino que recorrer, pero sí parece que otro modelo de banca es posible.