“Chairless Chair”

portadaCada vez más la tecnología forma parte de nuestra vida cotidiana, en especial en el ámbito laboral. Es por ello, que en el área de Prevención de Riesgos Laborales, y especialmente lo que a ergonomía del puesto de trabajo se refiere tome cada vez más relevancia. Por eso hoy os quiero presentar “Chairless Chair” una iniciativa desarrollada por Audi.

La base la encontramos en los exoesqueletos, recordaros, que Exo es una palabra griega que significa fuera; por tanto la idea de los exoesqueletos es precisamente la de realizar la función opuesta a como trabaja nuestro esqueleto humano. El cual sostiene el cuerpo desde dentro, mientras que el exoesqueleto sostiene el cuerpo desde afuera, y normalmente son diseñados para permitir caminar o aumentar la fuerza y resistencia de las personas con desordenes de movilidad, aplicaciones militares, y como en este caso en el ámbito laboral.

Partiendo de esta base Audi está probando en su planta de Neckarsulm (Alemania) un nuevo desarrollo tecnológico denominando “chairless” que tiene como objetivo el de facilitar numerosas actividades de montaje en la cadena de producción.

Seguro que ya os estaréis preguntando ¿en qué consiste la tecnología “chairless”? Pues bien, se trata, como hemos comentado ya, de un exoesqueleto que se lleva en la parte posterior de las piernas. Pesa sólo 2,4 kilogramos, esta construido en fibra de carbono, y se sujeta con correas a las caderas, rodillas y tobillos. Dos superficies cubiertas de cuero apoyan las nalgas y los muslos, mientras que dos puntales de material plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP) se adaptan a los contornos de la pierna. Están unidos detrás de la rodilla y se pueden ajustar hidráulicamente al tamaño del cuerpo del usuario y la posición deseada. El peso corporal se transfiere al suelo a través de estos elementos ajustables. Mientras trabajan, los empleados usan el dispositivo ‘chairless’ como un segundo par de piernas para proporcionar apoyo cuando sea necesario. Al mismo tiempo, esta estructura de soporte de alta tecnología mejora la postura y reduce la tensión en las piernas.

Silla-Chairless

Dejando de ser necesarias el uso de sillas o taburetes en algunas operaciones de montaje, donde a día de hoy son utilizadas aún como ayudas temporales.

El objetivo final de Audi es el de reducir el absentismo laboral provocado por razones evidentemente físicas. Pues con este sistema se mejora la ergonomía en las operaciones de montaje.

Los empleados de Audi, en las cadenas de montaje de los modelos A4 y A6 de la planta de Neckarsulum ya están utilizando este dispositivo, por ejemplo en la cabina de pre-ensamblaje, donde hasta ahora sólo podían trabajar mientras estaban de pie. Sin embargo, ahora pueden alternar la posición entre estar sentados y de pie durante la jornada laboral. Lo que provoca un menor estrés físico gracias a este dispositivo.

Dentro de los planes de Audi está el comenzar una fase de prueba en la planta de Ingolstadt en el mes de mayo, para posteriormente desplegar esta tecnología en todas las cadenas de producción.

Lo que se pretende desde el área de ingeniería industrial de Audi es conseguir con el uso de esta tecnología mejorar la ergonomía en las operaciones de montaje, al tiempo que estas nuevas aplicaciones pueden servir de base para mejorar las capacidades físicas de personas con movilidad reducida. Como bien comenta Stephan Weiler, responsable del diseño, perteneciente al departamento de salud de Audi. “esta tecnología es una clara demostración de la prioridad en conseguir lugares de trabajo atractivos y bien diseñados. Esta construcción reduce el estrés y la tensión en las rodillas y los tobillos de nuestros empleados de manera ideal”.

Con el lema “Por nosotros. Activos en el futuro” la compañía alemana está reaccionando a los retos que la tecnología está impulsando y que desencadenará en una enorme transformación laboral.

Apoyamos, por supuesto, iniciativas como está y deseamos que cada vez más las organizaciones provengan de departamentos de ergonomía mejor dotados.