DRAFT

Hace tiempo leí un libro, de un famoso economista, en el que planteaba el modelo del draft de la NBA como un ejemplo o vía de la solución de las desigualdades de riqueza entre naciones en el mundo actual.

En primer lugar debería explicar en qué consiste este draft, pues bien, se trata de un sorteo de los nuevos jugadores universitarios que desean jugar en la NBA, o sea la liga profesional estadounidense de baloncesto, y en este sorteo se da prioridad a los peores equipos de la temporada anterior para que elijan jugadores primero, de este modo y siempre teóricamente lo que se pretende es que haya mayor igualdad la temporada siguiente y con esto aumentar el espectáculo.

Si bien este sorteo no es sencillo de explicar, ya que según la posición global obtenida en la liga anterior te otorga un % de posibilidades en sentido inverso, es en un sorteo posterior donde se decide la posición final de elección, que no suele distar mucho de la posición real obtenida; lo sé… complicado.

Lo que planteaba aquel economista era que si se otorgara esta teórica ventaja a los PVD (país en vía de desarrollo), éstos irían reduciendo progresivamente la distancia que les separa de las grandes potencias.
Ahí se plantea mi duda, si bien toda esta situación parece idílica y siempre deseable, ¿cómo transportarla a la realidad?, he ahí el problema.

¿Cómo podemos articular mecanismos que sustituyan a las habilidades baloncestísticas?
Se me ocurren una serie de medidas económicas que podrían servir de ejemplo, como la adecuación de los aranceles a favor de las economías menos desarrolladas, o bien la eliminación de la sempiterna deuda externa, o bien el aumento de los programas de ayuda al desarrollo,…

El problema radica en la actual crisis económica mundial, donde ningún gobierno es lo suficientemente valiente para dar un paso al frente, ya que las dificultades que viven dentro de su país les impiden ver las enormes carestías de fuera.

Si ya no parece fácil delimitar hasta dónde estaríamos dispuestos a renunciar como individuos para que otros mejoren, mucho menos resulta aventurarse a saber cuál es la decisión acertada para un país.

La economía es un complejísimo sistema que marca nuestro día a día y lo que hacemos en él y su objetivo debería orientarse a conseguir que cada vez haya menos distancias entre todos y no ver cómo esta diferencia aumenta día a día.
Ahora, ¿quién será el encargado de tratar de llevar a cabo esta misión?

Desigualdad en el mundo

Reflexión sobre la pobreza en el mundo

5 Comentarios

  • Es un tema muy interesante. Se sabe que las sociedades mas felices son las mas igualitarias y que justo parece que ese aspecto influye positivamente en el nivel competitivo que esa sociedad alcanza en el largo plazo.
    En la NBA se reparten con preferencia los jugadores noveles pero ¿Que repartiríamos en el mundo? Yo propongo repartir prestamos de dinero gratis (sin intereses). Los intereses de las deudas de estos paises son muy gravosos. Abogaría a que solo devolvieran el dinero prestado actualizado según la inflacción producida en los mercados. Asi nadie pierde, ya que los que prestan recuperan el dinero, aunque tampoco ganan. Creo que esa sería una ventaja competitiva para los PVD que al largo plazo favorecería la igualdad.
    Un saludo
    Nicolás

    Un saludo

  • El método que propones Nicolás es muy complicado de articular a nivel económico hoy en día donde las deudas externas marcan el devenir de las economías de los países, pero como inicio de propuesta puede ir muy bien encaminada, ya que sería el método más directamente comparable con el sistema de draft, sustituyendo a los “rookies” por prestamos monetarios, pero mi reflexión sería la siguiente, de que sirve tener dinero disponible con coste cero, si los que marcan finalmente los precios son los que controlan este dinero, al final el beneficio que no sale del interés del préstamo saldrá de la especulación con el precio del bien que se desea comprar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.