Guía de Prl en Apicultura

Puede que para muchos la presente guía no les sirva de utilidad. Incluso habrá quien critique su difusión por creer que es para un número reducido de usuarios. Sin embargo, creo rotundamente que se equivocan. Primero por que sostengo que la difusión de un trabajo seguro es fundamental para la reducción de la siniestralidad, sea el sector que sea. Y segundo, porque ha sido elaborada en cumplimiento del Real Decreto 171/2004, en materia de coordinación de actividades empresariales, con la finalidad de informar a los adjudicatarios de asentamientos apícolas en montes públicos, de los riesgos, las medidas preventivas y otros aspectos relacionados con la seguridad y salud en el trabajo para desarrollar la actividad apícola de forma segura.

La presente guía ha sido creada por la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, y en ella se recogen los riesgos laborales y las medidas preventivas en el sector de la crianza de abejas.

Se ha desarrollado con la finalidad de facilitar la obligación que determina la normativa en materia de prevención de riesgos laborales, a los empresarios adjudicatarios de asentamientos avícolas en montes públicos, de informar a los trabajadores; tanto de los riesgos como de las medidas preventivas.

La guía está estructurada teniendo en cuenta los aspectos más significativos a tener presente en materia de seguridad y salud. Recogidos en los siguientes epígrafes:

  • Ubicación
  • Identificación y Señalización
  • Capacitación del personal
  • Riesgos de la actividad apícola
  • Medidas preventivas
  • Equipos de Protección Individual
  • Documentación preventiva
  • Actuación en caso de emergencia

Y es de agradecer la recogida de unas pautas para la Prevención de Riesgos Forestales.

Por otro lado, no debemos de olvidar de que se puede dar la circunstancia de que esos asentamientos (las colmenas) estén en lugares del monte donde se ubique otro asentamiento que acoja otros aprovechamientos de diferente actividad a la especificada, en esos casos se deberá llevar a cabo una Coordinación de Actividades entre las empresas implicadas.

Por último debemos de reseñar que la apicultura constituye una actividad no exenta de riesgos, por lo que deben de adoptarse las precauciones necesarias para reducir la posibilidad de que se produzcan accidentes. Y para alcanzar este objetivo es necesario la información y formación de los implicados en este sector.

La presente guía la podemos consultar pinchando aquí.