Imágenes en Internet. Copyright y Uso Justo.

 

Todos hemos escuchado alguna vez que “una imagen vale más que mil palabras”, aunque en pleno siglo XXI este antiguo proverbio chino adquiere nuevos matices, ya que aunque Internet se nos presente como un banco infinito de posibilidades, debemos ser conscientes de que, no sólo porque esté en Internet lo podemos usar libremente y sin perjuicios.

Cualquier trabajo original, una vez creado, automáticamente adquiere un derecho, el copyright o derecho de autor, sin necesidad de ser registrado por parte del creador.

El autor adquiere cuatro derechos exclusivos:

  • -Utilizar el trabajo creado con copyright
  • -Publicitarlo
  • -Hacer modificaciones en éste
  • -Distribuir dicha obra

El copyright no fue creado para que el autor de la obra tuviese la posibilidad de denegar su uso a otros, si no que su principal objetivo era destacar su autoría.

A partir de aquí, resulta interesante introducir otro concepto legal, el llamado Uso Justo (o Uso Legítimo), del inglés, Fair Use. Supone una excepción legal a los derechos de exclusividad que un autor tiene sobre su obra.

El propósito de la Doctrina del Uso Justo es permitir por un tiempo razonable y limitado el uso de obras ajenas, siempre y cuando este uso no interfiera con los derechos del autor o suponga que éste pueda ver afectado el derecho a usar la obra a su antojo.

Al usar imágenes con copyright en Internet, es preciso que tengas diversos factores muy en cuenta si quieres seguir el espíritu del Uso Justo:

¿Por qué usas esa imagen?

Si lo  que pretendes es realizar un comentario, una crítica, formación, investigación, etc. estás en consonancia con el Uso Justo. Si, por contra, tan sólo buscas adornar visualmente un post, quizás deberías pedir permiso de uso al autor o crear tus propias imágenes.

¿Has modificado la imagen?

Se recomienda la transformación parcial de la imagen para mayor seguridad a la hora de usarla, sobre todo si el resultado final difiere sustancialmente de la fuente original.

¿Estás usando la imagen completa?

Estarás más próximo al Uso Justo si no usas la imagen completa, más aún si incluyes un acceso directo al trabajo original.http://www.tineye.com

Otra buena práctica para evitar problemas legales consiste en realizar una búsqueda inversa de la imagen, es decir, tratar de encontrar la fuente original a partir de la imagen que queremos utilizar, para asegurarnos de que no está sujeta a ningún derecho de autor.

La herramienta más conocida para este tipo de búsquedas es TinEye.com que nos permite buscarla desde la url en la que la hemos encontrado o directamente, buscando la imagen.

En definitiva, lo más recomendable es pedir permiso siempre, actuar de buena fe y, si tienes dudas, no utilices esa imagen. De todas formas, siempre es interesante conocer las características de la licencia o licencias a las que pueda estar sujeta la imagen, como hablamos en este post.

A continuación, os dejo un listado de mis páginas de imágenes gratuitas preferidas aunque, eso sí, no dejéis en todo caso de consultar la licencia, ya que nos podemos llevar sorpresas desagradables.

http://pixabay.com/en/editors_choice/

http://www.morguefile.com/

http://photopin.com/

¿Conocíais estas páginas? ¿Utilizáis alguna otra que os parezca recomendable? Esperamos vuestras opiniones…

2 Comentarios

  • Hola Javi, buen artículo.
    Para dar una opción más en imágenes gratuitas: freepik.com

    Si bien hay que tener cuidado, pues fácilmente podemos caer en enlaces patrocinados por shutterstock, para los cuales será necesario registrarse y pagar.

    • Gracias Chema. Muy cierto, en casi el 100% de los bancos de imágenes debemos estar atentos a los derechos de las imágenes, ya que casi siempre existen opciones premium.
      Saludos.