LA FRANQUICIA COMO RECURSO PARA EMPRENDER (y III): ALGUNOS CONSEJOS

.

Para terminar este artículo de tres partes, vamos a ofrecerte por último algunos consejos a la hora de elegir una franquicia.

No se trata de unas reglas infalibles, sino simplemente unos aspectos que deben valorarse, unos pasos o pautas a seguir, que pueden servirte de ayuda entre cualquier otro que puedas también tener en cuenta.

 

Estos son.

 

Consejos para elegir franquicia

1º) Conoce el sistema de franquicia

Antes de iniciar el proceso, es imprescindible conocer el funcionamiento, características y peculiaridades del sistema de franquicia, ventajas e inconvenientes, regulación legal, etc.

Puedes encontrar información al respecto en los siguientes enlaces.

Noticias e información sobre franquicias:

 

Normativa Legal:

 

2º) Autoanálisis

En segundo lugar (y es una cuestión que muy pocos emprendedores se plantean), debes preguntarte si das el perfil y estás preparado para poner en marcha tu proyecto empresarial a través de una franquicia.

Recuerda que no eres 100% dueño del negocio y que tendrás que seguir las directrices que marque el franquiciador. Por ello, deberás estar dispuesto a realizar una serie de concesiones derivadas del contrato que suscribes.

Estos dos primeros puntos son muy importantes porque, con ellos, nos aseguraremos de que nuestros intereses y expectativas se ven satisfechos y están en sintonía con la franquicia o, por el contrario, sería más conveniente optar por otra fórmula de trabajo autónomo.

 

3º) Establece un presupuesto realista

Esto incluye el propio coste de adquirir la franquicia, impuestos, licencias, nóminas y prestaciones de los empleados, etc., por lo menos durante un año.

 

4º) Elige el sector o área de actividad y recaba la mayor cantidad de información posible

Hay franquicias interesantes o rentables, pero igual no es lo que te gusta. Vete hacia un sector que conozcas y que satisfaga tus intereses profesionales.

Y no elijas sólo una. Opta por varias que puedas comparar.

Realiza un análisis detallado de las franquicias que has elegido. Recaba información sobre su historia, número de franquicias, ámbito geográfico, operativa, asistencia, etc.

Existen muchas franquicias que no tienen una trayectoria y un modelo probado de negocio, lo que significa un alto riesgo y posibilidad de fracaso.

Lleva a cabo estudios de mercado, elabora un plan de negocio, habla con otros franquiciados, realiza visitas in situ.

 

5º) Busca asesoramiento

En estos aspectos, no estaría de más contar con un asesoramiento profesional especializado y con experiencia en franquicias.

Considera esta opción como una inversión: si estás dispuesto a invertir miles de euros en una franquicia, no debería ser una preocupación invertir una parte en recibir consejo de un profesional.

No sólo te ayudará a tomar una mejor decisión, sino que también te ayudará a proteger tus intereses.

Recuerda: si la franquicia no se adapta a ti, puedes llegar a perder interés y dinero.

 

Conclusiones

No cabe duda de que, a la hora de invertir en una franquicia, el objetivo final es tener éxito como franquiciado.

Pero por el solo hecho de entrar a formar parte de una red de franquicias y trabajar duro, no tenemos el éxito asegurado.

 

A la vista de lo analizado a lo largo de estos tres artículos, la franquicia se presenta como una buena oportunidad para emprendedores, en la medida en que el franquiciado reduce los riesgos de poner en marcha un negocio.

Pero a pesar de sus indudables ventajas (que hemos tenido la oportunidad de analizar), no debemos olvidar que no deja de ser una actividad empresarial y que no están carentes de todo riesgo.

 

En tiempos de crisis, la franquicia es una alternativa accesible, pero antes de lanzarse, es una decisión que requiere una investigación y análisis concienzudos.

 

Es cierto que hay una menor independencia, pero también está claro que la franquicia es la alternativa que permite que el emprendedor pueda poner en marcha su propio negocio respaldado, al mismo tiempo, por una marca reconocida.

Todo ello contribuye, en general, a aumentar la probabilidad de éxito.

 

En cualquier caso, corresponderá al emprendedor evaluar cuál puede ser su mejor forma de crecimiento, sus capacidades, habilidades, etc., y adoptar la solución que más se adecúe a aquéllas.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.