Métodos para ahorrar en el IRPF de 2011 (I)

 

El año 2011 toca a su fin. Quedan pocos días, por tanto, para realizar las operaciones oportunas que nos permitan pagar menos en la Declaración de la Renta de 2011, que haremos en junio del año que viene.

 

La mayoría de contribuyentes olvidan que impuestos como el IRPF se pagan de un año para otro y, por tanto, cualquier acción para pagar menos en el IRPF 2011 deberemos llevarla a cabo en este año.

 

 

 

 

Toca hacer cuentas, echar mano de las calculadoras y repasar las opciones que ofrece la legislación tributaria para ahorrar unos euros en la factura del IRPF correspondiente al presente ejercicio fiscal.

 

 

 

Estudiar supuestos para saber si resulta más interesante presentar la declaración conjunta o separada (en su caso) se puede aplazar hasta junio, pero hay operaciones patrimoniales que deben concluir antes del 31 de diciembre si se pretende sacar rendimiento a la declaración por IRPF.

 

 

Mediante una serie de inversiones o gastos, los ciudadanos residentes en las quince comunidades autónomas de régimen común pueden reducir del importe de las cuotas a pagar o incrementar las cantidades a devolver en sus declaraciones del año que viene. El ahorro puede alcanzar los 2.700 euros en algunos casos.

 

 

Tras la limitación de la deducción por vivienda a las rentas menores de 24.000 euros, realizar aportaciones a planes de pensiones, compensar plusvalías con minusvalías en bolsa, deducir por vivienda habitual o compensar pérdidas y ganancias, son los mejores instrumentos, pudiendo suponer un ahorro para un contribuyente medio de entre 450 y 1.300 Euros.

 

A estos productos de inversión y ahorro más tradicionales se suman otros, probablemente menos conocidos, pero también útiles fiscalmente, como la nueva deducción por obras de mejora de vivienda que pueden suponer un ahorro de hasta 1.350 euros.

También existe la posibilidad de realizar una aportación a partidos políticos, por el que se podría obtener un ahorro de hasta 276 euros. Además, realizar donativos a entidades sin ánimo de lucro reduciría la tributación entre un 10% y un 30% de su importe.

 

 

 

En pocos meses, presentaremos las declaraciones en Hacienda, en un escenario económico que, según los expertos, será de los peores que ha vivido España hasta el momento. ¿No te parece importante estar preparado para ahorrar o que nos devuelvan hasta el último céntimo posible en nuestros impuestos?

 

Repasemos algunas estrategias fiscales al alcance de los contribuyentes del IRPF y que serán de gran utilidad para ese ahorro fiscal al que nos hemos referido, todo ello sin perjuicio de las peculiaridades fiscales de las Comunidades Autónomas y territorios del País Vasco y Navarra.

 

 

 

 La cuenta atrás para realizar los ajustes ha comenzado y expirará en cuanto empiecen a sonar en los relojes las doce campanadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.