Nuevas etiquetas para los productos químicos

 

Haz clic aquí para ampliar la imagen 

Desde la perspectiva de la prevención, el conocimiento de la peligrosidad de los productos químicos y de los efectos negativos potenciales que puedan producir, es fundamental para poder evaluar sus riesgos y tomar medidas encaminadas a reducirlos. Esa era a función de las etiquetas, a través de sus pictogramas, frases R, consejos S….nos daban información sobre los riesgos que entrañaba su uso y también sobre las medidas preventivas a tomar, pero …¿Qué pasaba cuando esa sustancia o esa mezcla pasaba a formar parte de un mercado mundial?

Era una situación como la Torre de Babel, frecuentemente, la comunicación de los peligros asociados se veía limitada. Para facilitar ese comercio mundial , y proteger al mismo tiempo la salud humana, se ha venido desarrollando, durante doce años, unos criterios armonizados de clasificación y etiquetado y los principios generales de su aplicación en la estructura de las Naciones Unidas, lo que ha dado lugar al Sistema Globalmente Armonizado de Clasificación y etiquetado de productos químicos (SGA)

Este sistema conlleva una serie de cambios significativos en el ámbito de la clasificación de productos químicos, etiquetas y fichas de datos de seguridad, siendo los principales cambios los siguientes:

1. Pictogramas:

• Se sustituyen los actuales pictogramas cuadrados con fondo naranja por unos nuevos representados por rombos con el borde rojo y el fondo blanco. Desaparecen también pictogramas como la cruz de San Andrés y aparecen otros nuevos.

• Se agrupan según “Peligros para la Salud”, “Peligros Físicos” o “Peligros para el Medio Ambiente”.

2. Frases de riesgo y seguridad:

• Se sustituyen las actuales “Frases de Riesgo (R)” y “Frases de Seguridad (S)” por unas nuevas “Indicaciones de Peligro (H)” y “Consejos de Prudencia (P)”.

3. Etiquetado:

• Se modifican los contenidos de las actuales etiquetas de peligro para incluir más información y más clara, llegando a simplificarse cuando vaya combinada con etiquetado de transporte.

El Reglamento CLP (del inglés Classification, Labelling y Packaging) sobre clasificación, etiquetado y envasado de SUSTANCIAS y MEZCLAS incorpora a la legislación comunitaria los criterios del SGA acordados internacionalmente (Sistema Globalmente Armonizado de clasificación y etiquetado de productos químicos).

Desde el 1 de diciembre de 2010, las sustancias químicas deben ser etiquetadas según las disposiciones del Reglamento CLP. Estas etiquetas conllevan nuevos pictogramas de peligro, una mención de advertencia y menciones de peligros. Recordar que para los preparados (mezclas de sustancias), las nuevas etiquetas serán obligatorias en Junio de 2015. Para los productos que estén en el mercado desde el 1 de diciembre de 2010, este nuevo formato coexistirá con el anterior hasta el 1 de diciembre de 2012 para las sustancias y hasta el 1 de junio de 2017 para los preparados.

Será mejor que vayáis despidiendo a las anteriores etiquetas y os vayáis familiarizando con las nuevas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.