dispositivos de almacenamiento y digitalización

Digitalización y almacenamiento de imágenes

Desde que la fotografía analógica dejó nuestras vidas, la digitalización de imágenes se ha convertido en algo muy rápido y directo, tanto desde la captación de fotografías como desde modernas plataformas multifunción. Las posibilidades de conexión de los diferentes dispositivos con Internet y con diferentes medios de almacenaje centrará nuestro artículo.

La clave de la digitalización de imágenes, pasa por dos procesos:

  • Mejorar su calidad, mediante ediciones y retoques que mejoren su eficacia como documento administrativo o como elemento visual. Para ello existen múltiples programas informáticos, como Photoshop, illustrator o indesign, de los cuales ya hemos hablado en educadictos.
  • Mejorar su transferencia, de modo que los dispositivos de almacenamiento sean rápidos y con una capacidad de almacenaje de archivos adecuada a nuestras necesidades. En este tipo de elementos, podemos encontrar, como los más prácticos para el usuario medio: tarjetas de memoria, pen drives, discos duros o aplicaciones de almacenaje en la nube.

En este artículo diferenciaremos entre las distintas tipologías de esos dispositivos que nos hacen la vida más fácil.

Tarjetas de memoria

Lo más normal es que utilicemos las tarjetas de memoria directamente en la cámara de fotos y para hacer las transferencias de datos al ordenador. Para crear nuestros álbumes digitales y almacenar en el tiempo, tendemos a usar  discos duros.

Para las tarjetas de memoria hace algunos años, había varios estándares, SD, Compact Flash, XD, etc.  Finalmente las que se han impuesto han sido las SD, si bien hay varios tipos:

En función de la capacidad de almacenamiento:

  • SDSC, ‘standard capacity’ almacenan hasta 2GB de datos
  • SDHC, ‘high capacity’ almacenan hasta 32GB de datos
  • SDXC, ‘Extended capacity’ almacenan hasta 2TB de datos

 

En función de su tamaño:

  • SD, de Tamaño estándar, se usan para cámaras y son compatibles con ordenadores portátiles. 32×24 mm
  • miniSD menos utilizadas, miden 21,5×20 mm
  • microSD Las más pequeñas, son ideales para móviles y tablets. 15×11 mm

 

Discos Duros

Los discos duros externos pueden ser de varios tipos, si bien los más baratos y extendidos son los HDD (Hard Disk Drive), ideales para tener altas capacidades de memoria por poco precio. Los SSHD (Solid State Hybrid Drive) son más rápidos que los anteriores y no demasiado caros. Por último, la mejor tecnología, SSD, (Solid State Drive) son discos sólidos que no funcionan girando un disco, sino a través de una memoria flash sólida. Su ventaja es su reducido tamaño, gran velocidad y fiabilidad.

APLICACIONES EN LA NUBE

Una última opción de almacenaje son las aplicaciones en la nube. Es decir, se trata de guardar nuestros archivos en un servidor. El acceso no lo llevamos con nosotros físicamente, sino que desde cualquier dispositivo conectado a Internet podemos acceder a nuestra información, simplemente entrando con cualquier navegador.

dispositivos de almacenamiento y digitalización

Las aplicaciones más comunes son:

  • Dropbox, la más conocida, con 2GB gratuitos.
  • Google Drive, muy cómoda conectada con la cuenta Google, y con 15GB gratuitos.
  • OneDrive, la nube de microsoft, con límite gratuito de 5GB
  • Amazon cloud drive, con un acceso de 5GB, pero con truco, hay que ser suscriptor de Amazon Prime.
  • Mega, la más amplia, 50 GB gratuitos, ampliables, como las otras, con diferentes tarifas.
  • Box, pensada para empresas, ofrece hasta 10 GB de manera gratuita.

 

Como veis hay múltiples opciones, esperamos haberos ayudado a conocer más sobre este tema y daros razones para comprar o contratar unas u otras opciones. Si necesitáis saber más sobre este tema, existen formaciones específicas sobre software de escaneado, edición y retoque de imágenes, y uso de diferentes programas y dispositivos. Son una buena opción cuando no se tiene experiencia profesional en estas actividades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.