¿Sabes cómo limpiar de modo eficiente?

A la hora de realizar una limpieza más profunda de cualquier espacio, en muchas ocasiones nos surgen dudas. ¿Cómo limpiar correctamente? ¿Qué productos debo utilizar? ¿Lo estoy haciendo de forma segura? ¿Existe alguna forma de hacerlo mejor o más rápido?

Esta entrada va dedicada a todas esas dudas, para que aprendamos a limpiar de modo eficiente y con total conocimiento de los procesos, productos y maquinaria que podemos y/o debemos utilizar.

¿cómo limpiar? PASOS PARA hacerlo correctamente

  1. Lo primero que debemos hacer es liberar el espacio a limpiar de todo lo que no esté habitualmente ahí; es decir, debemos quitar los objetos que estén desordenados, que no pertenezcan a esa zona. Un buen truco es utilizar una bolsa en la que metamos todas estas cosas, que colocaremos tras realizar la limpieza.
  2. Lo siguiente que debemos hacer es limpiar el suelo, bien sea barriendo o aspirando. Es verdad que al limpiar las superficies se levantará polvo, pero también caerán restos de productos de limpieza, lo que haría más difícil eliminar la suciedad después.
  3. El tercer paso sería liberar de objetos todas las superficies, limpiarlas y recolocarlos de nuevo.
  4. Por último, debemos fregar el suelo para eliminar los restos de polvo y de productos líquidos.

 

Productos básicos (y naturales) para una limpieza eficiente

Siempre tendemos a pensar que, para hacer una buena limpieza, es necesario tener productos muy sofisticados, pero en realidad no es así. Basta con tener una formación para limpiezas, que nos indica disponer a mano de agua y combinarla con otros productos como:

Vinagre blanco: el vinagre es un producto barato y fácil de conseguir. Combinado con agua tibia, nos ayudará a eliminar olores, quitar manchas de grasa, desinfectar superficies…

Limón: de igual forma que el vinagre, el zumo de limón también es muy fácil de encontrar o hacer en casa, y se considera el mejor desengrasante y desinfectante natural que existe.

Bicarbonato de sodio: lo encontraremos en cualquier supermercado y es sumamente eficaz para desengrasar, sacar brillo y desatascar tuberías.

Por lo tanto, lo único que necesitamos para realizar una buena limpieza serán bayetas (preferiblemente de microfibra, ya que se secan antes y no dejan apenas residuos) y los ingredientes anteriores. Además de ser accesibles y baratos, nos permiten realizar una limpieza profunda evitando el uso de químicos fuertes que pueden producir alergias o reacciones.

Limpieza profesional: ¿Qué se utiliza?

cómo limpiar

Sin embargo, cuando nos encontramos con una empresa especializada en limpieza, los productos y la maquinaria que utilizan son más fuertes y especializados, ya que deben permitir limpiar de forma rápida, eficaz y muy profunda superficies expuestas a condiciones muy variadas y que generan diferentes residuos.

Así, se prioriza el uso de fregadoras, barredoras, aspiradoras e hidrolimpiadoras en vez de utensilios manuales para una limpieza rápida y meticulosa, especialmente en grandes superficies como por ejemplo centros comerciales.

En cuanto a los productos que se utilizan, los básicos de los que deben disponer estas empresas son:

  • Friegasuelos
  • Desincrustante
  • Desengrasante
  • Detergente lavavajillas
  • Lejía alimentaria
  • Bactericidas/fungicidas

 

Técnicas y procedimientos de limpieza con utilización de maquinaria

Una de las opciones que ofrece la limpieza profesional es la utilización de maquinaria específica para funciones que requieren un tratamiento especial que con útiles, herramientas y accesorios domésticos no son eficientes.

En los casos que se presenten para su uso, recomendamos contar con recursos humanos especializados. Las personas formadas en limpiezas conocen a la perfección el tipo de limpieza más adecuada y la maquinaria ideal para cada tarea. Además pueden ofrecer un servicio más eficiente en base a que poseen un equipamiento básico para limpieza, del que un particular carece. De cara a una correcta aplicación de las normas de seguridad y salud es preferible no arriesgarse a utilizar ciertas máquinas sin la protección colectiva e individual adecuadas.

Existen ciertas localizaciones que hacen imprescindibles el contar con personal especializado. La limpieza de cristales en fachadas es uno de ellos, la dificultad del trabajo en altura hace que la gestión de la prevención deba ser excelsa y las medidas relacionadas con este tipo de trabajos sean muy detalladas y vayan mucho más allá de los sistemas elementales de control que podamos tener en nuestra casa.

prevención de riesgos

El uso de químicos puede tener (y tiene) ciertas ventajas, como la rapidez de actuación y el nivel de desinfección que nos ofrece. Sin embargo, como ya adelantamos en el punto anterior, no está exento de contras: estos productos pueden producir reacciones cutáneas, alergias y, dependiendo de los productos, su inhalación puede llegar a ser perjudicial. Por eso, a la hora de usar este tipo de productos, debe tenerse muy en cuenta su etiquetado. En él se establecen los riesgos ligados a su uso, las pautas que se deben seguir, y los pasos a seguir en caso de accidente. Además, siempre se debe trabajar con una buena ventilación y, si se considerase necesario, utilizar mascarilla.

Si te dedicas a este sector y quieres aprender y profundizar más en este tema, no dudes en echar un vistazo al curso de Formación básica para limpiezas generales y a las entradas relacionadas del blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.