crisis alimentaria
crisis alimentaria

Crisis alimentaria: qué es y cómo evitarla

La comida es para nosotros, los habitantes del primer mundo, algo que damos por sentado. Llegar a casa y tener comida es para nosotros una costumbre y algo tan básico que, en muchos casos, no sabemos apreciarlo.  Hoy hablaremos sobre qué es una crisis alimentaria y sobre las más importantes de los últimos años.

¿Qué es una crisis alimentaria? 

Cuando hablamos de una crisis alimentaria, estamos hablando de una escasez generalizada de uno o varios productos, bien sea a nivel local, nacional o internacional. La escasez suele estar asociada a algún problema relacionado con el propio alimento o con los procesos de producción y/o fabricación; que ponen en riesgo la salud de quienes lo consumen.  

Se trata, por lo tanto, de una escasez de oferta de alimentos en relación con su demanda, lo que provoca también un incremento desorbitado en su precio.  

Las crisis alimentarias más importantes de los últimos años  

Crisis del aceite de colza 

El aceite de colza se obtiene a partir de sus semillas. Desde su descubrimiento, se consideró como una alternativa muy viable al aceite de oliva; ya que se trataba de una planta resistente al frío y con semillas de alto contenido oleico, pero presentaba un inconveniente muy limitante: contenía ácido erúcico, lo que lo convertía en un aceite tóxico, y fue declarado no apto para el consumo humano.  

Pese a todo, las ventajas que presentaba la colza seguían atrayendo a la industria, y por eso en Canadá se trabajó cruzando esta planta hasta crear una nueva variedad denominada Canola, acrónimo que corresponde a Canadian Oil Low Acid. Así, se dejaba atrás el nombre de colza, ya asociado por los consumidores a algo tóxico, y se comercializaba de nuevo un aceite que sigue siendo tóxico desde el momento en el que se produce por la presencia de herbicidas, entre otros, y los numerosos lavados químicos a los que se somete. 

En España, durante los años 80, se comercializó aceite de colza fraudulento; alegando que era apto para el consumo humano cuando, en realidad, estaba destinado al uso industrial. Este fraude produjo más de 300 muertes y más de 20.000 afectados. 

Crisis de las vacas locas 

crisis alimentariaLa encefalopatía espongiforme bovina, coloquialmente denominada “enfermedad de las vacas locas”, está causada por la presencia de una proteína infecciosa denominada prión; presente en el tejido nervioso de los animales que la contraen. El primer caso fue detectado en Reino Unido en el año 1986, y afectó a más de 170.000 bovinos.  

Además, en 1996 se obtuvieron evidencias de que esta enfermedad podía transmitirse a seres humanos que hubiesen ingerido carne infectada con priones, produciendo una enfermedad mortal. Fue una de las crisis alimentarias más sonadas, y provocó un antes y un después en materia de seguridad alimentaria.  

Gripe Aviar 

crisis alimentariaAl igual que los humanos, las aves también pueden contraer gripe. Las personas que mantienen contacto reiterado pueden contagiarse de la gripe aviar, que puede tener consecuencias leves, pero también graves; llegando incluso a causar la muerte.  

Cómo prevenir una crisis alimentaria 

Para prevenir una crisis alimentaria, hay ciertos puntos vitales que deben tenerse en cuenta:  

  • Es fundamental que existan organismos, tanto nacionales como internacionales, que regulen el sector, como por ejemplo la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN). Existen, además, asociaciones como la AECOC, que realizan congresos y manuales de buenas prácticas de cara a prevenir posibles problemas relacionados con la industria. 
  • Priorizar la compra de alimentos locales y producidos por pequeños comerciantes: de esta forma, evitamos apoyar el sistema productivo actual, que busca favorecer la exportación de productos a toda costa y en detrimento del comercio local. 
  • Limitar y/o frenar el control de las tierras por parte de fondos de inversión, bancos privados… que buscan meramente un beneficio económico basándose en los precios al alza de productos tan básicos como el maíz o el trigo, cuyo precio actual es cinco veces superior al que tenían en la década de los 90. 

Ahora que ya sabes lo básico sobre crisis alimentarias y cómo evitarlas, puede que te interese profundizar un poco más en este ámbito. Si es así, no te pierdas este curso gratuito en gestión de crisis alimentarias. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.