Ecommerce: análisis histórico, económico y empresarial.

EL ECOMMERCE A LO LARGO DE LA HISTORIA.

Hasta hace pocos años la frase popular “ir de compras” englobaba una práctica que hoy está cada vez más en desuso. Antes del siglo XXI todo el mundo compraba en tiendas de barrio, en centros comerciales y, en algunos casos, se realizaban compras vía llamada telefónica. La televisión y las revistas marcaban la nueva moda y el consumo de productos.

La gran revolución de Internet daría paso a la conocida Era Digital en los años 90. Es en este momento cuando se usa la red con fines comerciales. Dos de los mayores portales de ventas surgen en esta década a raíz del intercambio seguro de datos personales: eBay y Amazon. El ecommerce seguirá evolucionando de la mano de Coca-Cola al permitir pagar la bebida con un sms. En el 2000 surge el concepto de compra colectiva. Tres años más tarde nace iTunes Store, que revoluciona el mundo de la compra musical. Pocos años después surgen las ofertas flash que permiten realizar atractivas ofertas diarias. En 2006 Google sacaría su propio sistema de pago, Google Checkout. Dos años después se funda Magento, plataforma de ecommerce de renombre mundial. En 2010 ya se pueden leer tarjetas de crédito desde el móvil… Y así hasta alcanzar cifras récords de venta en los mercados de EEUU y Asia-Pacífico.

Ranking mundial de plataformas ecommerce

EL IMPACTO DEL ECOMMERCE EN LA ECONOMÍA.

Millones de negocios tradicionales inician con mayor frecuencia la transición hacia un ecommerce de calidad con el que satisfacer las demandas del público. A medida que cambian los hábitos de consumo cambia el modelo empresarial; cuenta de ello es que en 2013 en España según el INE (Instituto Nacional de Estadística) un 32% de la población realizó compras online. En los últimos años se ha disparado el ecommerce en nuestro país: el segundo trimestre de 2017 en nuestro país la facturación del comercio electrónico aumentó un 23,4% respecto al mismo periodo en 2016, que traducido en cifras son más de 7.300 millones de euros, según recoge en su portal la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

¿Para qué utilizan los compradores su móvil cuando están en una tienda?

Si cruzamos el charco y miramos los datos, es aún más desorbitado. En EEUU el ecommerce representó el 13% de las ventas totales minoristas del país en 2017, con un 16% de crecimiento con respecto 2016, el más fuerte observado desde 2011 según el informe publicado por el Departamento de Comercio de Estados Unidos. Se gastó un total de 453.460 millones de dólares por parte de los norteamericanos en compras a minoristas en 2017, un aumento del 16% en comparación con el año anterior. Los minoristas obtuvieron más de 5.076 billones de dólares en ventas online en todo 2017, un aumento del 4,4% respecto al periodo de 2016. Este hecho también representó aproximadamente el 49,4% del crecimiento de ventas minoristas del año, frente al 41,6% del 2016. En el último trimestre de 2017, el comercio electrónico representó el 14,8% del total de ventas minoristas de EEUU. No nos extraña tanto si miramos las cifras de inversión en marketing digital en el gigante americano: según Forrester Research el gasto aumentaría de 57.290 millones de dólares en 2014 a 103.370 millones en 2019.

Crecimiento del comercio minorista online en EEUU

China ha sido también foco del éxito del ecommerce en muy pocos años. Los números en el gigante asiático hablan por sí solos: en 2016 los consumidores chinos gastaron un total de 782.000 millones de euros en compras online, más de lo realizado por los consumidores estadounidenses y británicos juntos. En los seis primeros meses de 2017, las ventas online crecieron un 33,4% en el país, facturando más de 426.000 millones de euros. El hábito del consumidor chino ha evolucionado más rápido que el de un occidental: prefieren comprar en la red como si estuvieran navegando por un centro comercial con familiares y amigos. Es por ello que muchas marcas ya se han establecido en portales de venta masiva como Alibaba.com o JD.com en lugar de desarrollar sus propias webs.

Crecimiento de los consumidores de ecommerces chinos

 

TIENDA ONLINE VS NEGOCIO TRADICIONAL.

A la hora de plantearse crear un comercio electrónico o hacer la transición de uno tradicional a uno online, hay que observar las ventajas y contras que obtendremos de dicho cambio para ver que sale rentable el cambio de negocio.

Ventajas del eCommerce:

  • Tienda online que vende productos o servicios.
  • No son las empresas como Wallapop que conecta clientes y vendedores
  • No necesitas un local físico para vender.
  • No hay limitación geográfica.
  • Abierto 24h los 7 días de la semana, 365 días al año.
  • Menor inversión.
  • Menor mantenimiento.
  • Obtención de datos estadísticos.
    • Posibilidad de Recording.
    • Mapas de calor.
  • Personalización: mejores descuentos, publicidad, ofertas de productos personalizados.
  • Mayor información al cliente: fotos, vídeos, datos.
  • Virtualización del stock: no hace falta tener el producto físico para venderlo. Depende del proceso de fabricación y distribución; esto pasa porque muchos productos se hacen en el extranjero (como China). Hay stock zero y stock total. El stock zero es no tenerlo físicamente y pedirlo. El stock total es el máximo de productos que se guardan en el almacén que te pueden proporcionar, sin darte más de cierto número.
  • Tema social: tu tienda sirve para tener visitas y que éstas te proporcionen más visitas. Hay que ofrecer buen trato y buen servicio, y así que hablen bien de ti.

Inconvenientes del eCommerce:

  • Tráfico: no se suele invertir en este aspecto, para que tengamos visitas. Cada vez hay más competencia y hay que invertir. Puede ser que vendas productos únicos, lo que te hace más fácil las visitas y ventas.
  • Tecnología: falta de conocimientos técnicos. Esto provoca que haya miedo a equivocarse. A veces hay que hacer más de una tienda online para que funcione, sobre todo antiguamente.
  • Distribución: este es un problema importante. Todo lo envías por mensajería, y el transporte a veces llega mal y los costes son altos. En España los distribuidores suelen ser franquicias (Seur, MRW), y éstas quieren dinero, por lo que aumentan el coste.
  • Gestión de la información: hay que cargar muchos datos, vídeos, descargas de PDF, para que la gente se informe sola.
  • Vender en el extranjero: tiene inconvenientes como los métodos de pago, no en todos los países usan los mismos.

 

Ventajas e inconvenientes del ecommerce

 

Tipos de Ecommerce.

Los diferentes tipos de comercio electrónico según su clientela son:

  • B2B: business to business (distribución).
  • B2C: business to consumer (Alibaba).
  • C2C: consumer to consumer (eBay).
  • B2B2C: business to business and to consumer (Aliexpress)

Otros tipos:

  • Pure players: solo vende online (Fanisetas).
  • Bricks and clicks: física y online (Zara).
  • Marketplace: plataforma donde las empresas se registran y venden allí sus productos (eBay, Amazon).

 

EL ECOMMERCE, UNA INVERSIÓN DE FUTURO.

Sin duda, hoy día los datos hablan por sí solos. Las ventas online han reflotado muchos negocios en crisis y muchas personas han iniciado una apuesta empresarial por primera vez gracias al comercio electrónico. Internet brinda a cualquiera la oportunidad de abrirse un hueco en el mercado, lo que implica beneficios a corto y largo plazo, pero al mismo tiempo tendremos cada vez más una importante competencia a la que hacer frente.

Para sobrevivir en el mundo de las ventas online hará falta la ayuda de profesionales y freelance dedicados al marketing digital, al uso del posicionamiento SEO y SEM (Adwords) y Community Managers y Social Media Managers en redes sociales (Facebook Ads). Estos estudios son muy cotizados hoy día y cualquiera que no tenga experiencia en este campo puede realizar cursos tanto presenciales como online para adquirir el conocimiento necesario y poder potenciar su ecommerce frente al resto. También es una salida importante en el mercado laboral, ya que todo ecommerce precisa de ayuda de estos profesionales del sector y no todos tienen tiempo o conocimiento para llevar un negocio online adelante.