La Factura Proforma

.

Siguiendo con nuestro bloque de artículos dedicados a la factura, vamos a analizar hoy un tipo en concreto: la factura proforma.

Puedes consultar los anteriores en:

Como Hacer una Factura

La Factura Electrónica

 

Sin más dilación, empezamos.

 

¿Qué es?

La factura proforma consiste en un documento en el cual se detalla una oferta comercial.

Dicho documento refleja la forma exacta que tendrá la factura tras la operación comercial en cuestión, concretando sus condiciones (productos y/o servicios, precios, impuestos, etc.).

De esta manera, la factura proforma se convierte en un reflejo o un anticipo de lo que será la factura comercial.

Su valor es fundamentalmente informativo.

La factura proforma no tiene valor contable ni como justificante.

 

Por ello, no irá numerada ni firmada o sellada, puesto que no representa una acción realizada.

Generalmente, suele incluir un plazo de validez para informar de la vigencia de los precios, así como cualquier otro concepto que aparezcan en la misma.

 

Debe aparecer, en el encabezamiento de la factura y de forma visible, la indicación proforma, de modo que no se confunda con la factura ordinaria real, que será emitida cuando se realice la operación.

Por tanto, podemos afirmar que su utilización es similar a la de un presupuesto.

 

Utilidad de la factura proforma

La factura proforma se utiliza, fundamentalmente, en comercio internacional para obtener licencias de importación para la realización de determinadas operaciones (como el leasing), o para el envío de muestras comerciales.

En general, sirve para detallar y concretar los detalles de una operación comercial, tales como:

  • Concepto
  • Cantidad
  • Importe
  • Condiciones de entrega y pago
  • Impuestos
  • Otros conceptos

 

¿Qué contenido debe incluir una factura proforma?

Debe contener los siguientes elementos:

  • Fecha de emisión
  • Nombre, domicilio e identificación fiscal del exportador (quien la expide) y del comprador (destinatario o consignatario)
  • Descripción  precisa y cantidad de la mercancía
  • Precio unitario y total de la mercancía en la divisa pactada
  • Número de bultos, peso bruto, peso neto y volumen
  • Forma y condiciones de pago
  • Incoterm
  • Número de identificación fiscal (en caso de operaciones intracomunitarias)
  • Referencia al pedido
  • Origen de la mercancía
  • Medio de transporte
  • Desglose de gastos de transporte y seguro, si son por cuenta del exportador
  • Fecha de validez del documento

 

Por último, a modo de ejemplo, os dejamos un modelo de factura proforma:

 

Esto es todo. Esperamos que te haya sido de utilidad.