Los contratos a tiempo parcial con vinculación formativa son parte de la estrategia de emprendimiento y empleo joven

¿Qué son los contratos a tiempo parcial con vinculación formativa?

Hace un par de semanas hablamos sobre los contratos para la formación. Una modalidad de contrato pensada para ofrecer formación laboral a los jóvenes mientras trabajan. En aquel artículo mencionamos fugazmente los contratos a tiempo parcial con vinculación formativa, pero no explicamos exactamente en qué consistían. Para intentar evitar confusión veamos en qué consisten, quién puede acogerse a ellos y qué requisitos se deben cumplir.

¿Qué son los contratos a tiempo parcial con vinculación formativa?

Los contratos a tiempo parcial con vinculación formativa surgen de la estrategia de emprendimiento y empleo joven 2013/2016. Un programa de 100 medidas para combatir el desempleo juvenil. Estas medidas van desde la formación de un portal único de empleo hasta la apertura de oficinas de asesoramiento emprendedor.

Una tónica común entre muchas de estas medidas es facilitar que los jóvenes puedan seguir formándose para mejorar su empleabilidad. Y aquí es donde entran en escena los contratos a tiempo parcial con vinculación formativa. Una modalidad de contrato pensada para garantizar que los jóvenes puedan trabajar y estudiar al mismo tiempo.

El trabajador empleado mediante este contrato trabaja a media jornada para tener tiempo para estudiar. Y mientras la empresa lo tenga contratado en esta modalidad recibirá una reducción en sus cuotas a la seguridad social. Esta reducción será del 75% para empresas grandes y del 100% para empresas de 250 trabajadores o menos. Esta reducción en las cuotas no es permanente, dura 12 meses prorrogables a 24 meses.

¿Quién puede beneficiarse de los contratos a tiempo parcial con vinculación formativa?

Al trabajador se le piden varios requisitos para poder optar a los contratos a tiempo parcial con vinculación formativa:

  • El primero es que sea menor de 30 años. Menor de 35 años en caso de que tenga un grado de discapacidad del 33%.
  • El segundo es que esté inscrito en la oficina de empleo.

Debes estar dado de alta en la oficina de empleo para acogerte a los contratos a tiempo parcial con vinculación formativa

Estos dos requisitos son de obligado cumplimiento. Pero aparte el joven debe cumplir con al menos uno de los siguientes requisitos:

  • No tener experiencia laboral, o que esta no sea mayor de 3 meses.
  • En caso de tener experiencia laboral, que ésta sea en otro sector.
  • Haber estado desempleado al menos 12 meses de los últimos 18 meses.
  • No tener el título de ESO o superior.
  • Estar inscrito en el programa Garantía juvenil. En este caso además podrá tener una jornada que dure el 75% de una jornada completa en lugar del 50%.

Además, para cumplir con el objetivo de estos contratos, el trabajador deberá recibir formación. Sin embargo, esta formación puede haber tenido lugar hasta 6 meses antes de que se inicie el contrato.

¿Qué formación se recibe durante los contratos a tiempo parcial con vinculación formativa?

Este punto marca una diferencia entre los contratos con vinculación formativa y los contratos para la formación. Durante un contrato para la formación el trabajador debía obtener un certificado de profesionalidad relacionado con su puesto de trabajo. En cambio los contratos a tiempo parcial con vinculación formativa no son tan específicos. Su objetivo es que los jóvenes puedan recibir formación de calidad, aunque no sea del sector en el que trabajan.

Con los contratos a tiempo parcial con vinculación formativa se aprenden idiomas

Hay dos tipos de formación que son compatibles con los contratos a tiempo parcial con vinculación formativa:

En ambos casos la formación deberá tener una duración mínima de 90 horas al año.

¿Cuáles son los límites de los contratos a tiempo parcial con vinculación formativa?

Las empresas interesadas en los contratos a tiempo parcial con vinculación formativa también deben cumplir ciertos requisitos:

  • No deben haber realizado ningún despido improcedente en los 6 meses anteriores a la formalización del contrato.
  • Deben pagar la formación del trabajador. Aunque ésta se realiza por teleformación la empresa puede pagarla mediante un crédito disponible para la formación programada.
  • Debe mantener el nivel de empleo del trabajador al menos hasta 12 meses después de dejar de recibir las bonificaciones. Si incumple este requisito la empresa debe abonar a la seguridad social las bonificaciones recibidas.
  • La empresa no puede deberle dinero a hacienda ni a la seguridad social.
  • Deberá formalizar el contrato por escrito y comunicar esta formalización al SEPE no más tarde de 10 días.

¿Cuándo acogerse a los contratos a tiempo parcial con vinculación formativa?

Un asesor laboral puede aconsejar sobre si esta modalidad de contrato es la más adecuada a cada caso concreto. Existen diversas modalidades de contrato con bonificaciones, para saber cual conviene en cada caso es mejor consultar a un experto.

En el caso concreto de los contratos a tiempo parcial con vinculación formativa hay que tener en cuenta un detalle. Esta modalidad sólo estará disponible para mayores de 25 años mientras que la tasa de desempleo esté por encima del 15%. A la fecha en la que se escribe este artículo la tasa de paro se sitúa en el 15,8%. Siendo optimistas, es posible que dentro de poco esta modalidad de empleo esté más restringida. Razón de más para aprovechar la ocasión y acogerse a ella mientras todavía está disponible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.