T♀C: La brecha digital de género

Se suele decir que las TIC (tecnologías de la información y comunicación) inauguraron una nueva era en todo el mundo, pero ¿afectan realmente a todo el mundo? ¿Las utilizan por igual todas las personas independientemente de su clase social, estatus, género, etc.?

Por desgracia, el acceso a las TIC sigue siendo un horizonte lejano para la mayoría de los individuos, como pueden ser los países menos desarrollados y las poblaciones rurales, a quienes nunca les llegó la revolución informática debido a la falta de infraestructuras básicas, costes de instalación elevados, etc.

Sin embargo, me gustaría centrarme más en la cuestión del género: ¿Qué pasa con las mujeres que viven en los países desarrollados? ¿Por qué no tienen tanto acceso y, sobre todo, dominio en las TIC? Es evidente que, hoy en día, las TIC están dominadas por un sector mayoritariamente masculino.

Existe claramente una brecha digital de género que viene existiendo ya desde hace demasiado tiempo. Está habiendo un acceso a la TIC desigual por parte de las mujeres, pero ¿por qué hombres y mujeres que comparten un mismo espacio y contexto social no cuentan con un acceso igual a las TIC? ¿Cuáles son los motivos para que exista esta brecha digital de género? Existen varias razones, como pueden ser la posición laboral y social de las mujeres (las mujeres trabajan menos en los sectores informatizados), la diferencia de ingresos con respecto a la de los hombres, las diferentes disponibilidades de tiempo libre de hombres y mujeres que también influyen en las diferencias de acceso y uso de Internet y que las mujeres perciben menos utilidad de Internet que los hombres o que incluso les interesa menos que a ellos. Algunas cuentan con un analfabetismo digital, no dominan el lenguaje de la informática o no han recibido formación en las TIC.

Como podemos ver son múltiples las razones. Por eso es necesario, más que nunca, que se lleven a cabo iniciativas para romper esta brecha digital de género y sobre todo las administraciones y las grandes empresas tienen que colaborar para eliminar cualquier barrera existente ahora mismo. Es hora de que todo ciudadano, independientemente de su sexo, reciba la misma educación informática.