Venture Capital

.

Dentro de los diferentes instrumentos de financiación para emprendedores nos encontramos con el Venture Capital y suele ir ligado a start-ups, así como a empresas con alto potencial de crecimiento y elevado nivel de riesgo.

En el artículo de hoy, te invitamos a conocer más.

 

 

El Venture Capital puede traducirse al castellano como capital riesgo.

No obstante, ambos conceptos no deben confundirse, algo que sucede habitualmente.

Es importante tener claro, como punto de partida, que el Venture Capital es un subtipo de capital riesgo. Por tanto, no necesariamente todas las operaciones de capital riesgo son Venture Capital.

Simplemente, a modo aclaratorio, diremos que existen, fundamentalmente, dos tipos de capital riesgo: private equity, que invierte en empresas consolidadas que, aunque no cotizan, necesitan capital para alguna operación; y venture capital, que es el que tratamos en el post de hoy.

 

Aclarada esta cuestión, podemos definir el Venture Capital como:

Operación financiera por la cual se aporta capital a start-ups y empresas con alto potencial de crecimiento y elevados niveles de riesgo a cambio de un porcentaje en las mismas.

 

Constituye una de las principales fuentes de financiación de las denominadas early stage start-ups, es decir, start-ups que se encuentran en sus fases más iniciales de crecimiento.

Esta financiación puede ser usada para desarrollar nuevos productos o tecnologías, ampliaciones de capital, realizar adquisiciones o fortalecer el balance de la organización.

El objetivo del Venture Capital es, en definitiva, constituirse en un instrumento que ayude a las start-ups a crecer y a crear valor.

 

Por su parte, los fondos de Venture Capital se benefician al obtener un porcentaje de las mismas, convirtiéndose, a través de este instrumento, en propietarios de parte de su activo, para, posteriormente, una vez madurada la inversión, retirarse obteniendo un beneficio.

 

Por lo general, suelen acudir a empresas pertenecientes a sectores dinámicos de la economía, de los que cabe esperar un crecimiento superior a la media, como empresas de ámbito tecnológicoo con modelos de negocio novedosos.

Aunque podemos encontrar algunas diferencias, por lo general, las entidades de capital riesgo suelen responder a las siguientes características distintivas:

  • La inversión se realiza en forma de capital
  • La inversión es temporal, no soliendo superar los 10 años
  • Adquieren participaciones minoritarias y están presentes en los consejos de administración, aunque sin asumir responsabilidades de gestión
  • La inversión no se realiza en una sola vez, sino que las aportaciones se van realizando de forma sucesiva
  • La cuantía de la inversión suele oscilar entre 150.000 y 1.000.000 de euros

 

Actualmente en España existen diferentes fondos de Venture Capital. Por citar algunos: Kibo Ventures, Inveready o Vitamina K.

Además, en Gurublog, puedes encontrar un listado de los principales fondos de Venture Capital o sociedades de inversión en start-ups que operan en España. No obstante, en nuestro país no se trata de una práctica tan extendida como en otros países de nuestro entorno, tales como el Reino Unido.

 

En cualquier caso, y para concluir, si te interesa este tipo de financiación para tu empresa, puedes acudir a la Web de la Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo (ASCRI), donde podrás ampliar esta información, así como consultar noticias del sector que pueden resultarte de gran utilidad.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.