El Puesto de Trabajo Saludable: Diseño del puesto

Diseño

.

Este post forma parte de un bloque de artículos dedicados al diseño de un puesto de trabajo saludable en oficinas.

Tras esta introducción (clic para acceder), donde veíamos algunos aspectos generales, entramos ya en el análisis de temas más concretos, comenzando por el diseño del puesto.

.

Tras el salto…

 

El sector que estamos analizando (recordemos, oficinas y uso de equipos informáticos), no es uno que esté asociado a una accidentalidad especialmente alarmante.

Más bien, todos los riesgos inherentes al mismo se derivan del diseño inadecuado del puesto de trabajo, dando lugar al mantenimiento de posturas forzadas.

La idea clave en el diseño del puesto de trabajo saludable ya la adelantábamos en el post anterior:

Es el puesto el que debe adaptarse a la persona y al tipo de trabajo que ésta realiza; y no al revés.

.

Dicho de otra forma:

El diseño de puestos de trabajo en oficinas se debe efectuar teniendo en cuenta los datos antropométricos de las personas que desempeñan su trabajo en ellos.

.

Partiendo de esta cuestión fundamental, son dos principalmente los aspectos a tener en cuenta:

  • El espacio
  • La distribución

.

Es decir, por un lado, el puesto debe disponer del espacio suficiente para que el trabajador pueda moverse con libertad y no se vea obligado a adoptar posturas forzadas.

Por otro lado, la distribución de los objetos debe ser la adecuada para evitar o reducir la posibilidad de ocasionar accidentes laborales.

.

Además, dadas las funciones propias del puesto que estamos analizando, los trabajadores adoptarán, para determinadas tareas, una postura apoyada en la mesa, mientras que para otras permanecerán apoyados en el respaldo de la silla.

Por tanto, en lo que se refiere al mobiliario, debe permitir la posibilidad de cambiar de postura de forma frecuente, contando además para ello con márgenes de ajustabilidad de sus dimensiones funcionales.

Se trata, en definitiva de realizar lo que se conoce como diseño ergonómico del puesto de trabajo.

.

Los factores a tener en cuenta para un buen diseño ergonómico son:

  • Las dimensiones de los locales de trabajo
  • La altura del plano de trabajo
  • Zonas de alcance óptimas de los miembros superiores
  • Espacio reservado para las piernas
  • Mobiliario
  • Disposición de los puestos de trabajo

.

Pero, como una imagen vale más que mil palabras, a continuación os muestro de forma gráfica cómo debe ser el diseño del puesto:

Fuente: http://ergonomia17.blogspot.com.es/
Fuente: http://ergonomia17.blogspot.com.es/

.

Con más detalle…

.

Dimensiones

Deberán permitir que los trabajadores desempeñen su trabajo sin riesgos para su seguridad y salud, así como en condiciones ergonómicas aceptables.

.

Espacio para las piernas

Se realizará teniendo en cuenta los datos antropométricos de los trabajadores de mayor talla.

.

Disposición de los puestos de trabajo e iluminación

  • Siempre que sea posible, las oficinas tendrán una iluminación natural, que deberá complementarse con una iluminación artificial cuando la primera, por sí sola, no garantice las condiciones de visibilidad adecuadas. En tales casos se utilizará preferentemente la iluminación artificial general (luminarias), complementada a su vez con una localizada cuando en zonas concretas se requieran niveles de iluminación más elevados.
  • La mesa debe situarse de forma que la luz natural o artificial le llegue al trabajador lateralmente y, preferiblemente, por ambos lados para evitar sombras.
  • Los puestos se ubicarán de forma tal que los ojos del trabajador no queden situados frente a una ventana o frente a un punto de luz artificial que le puedan producir deslumbramientos directos.
  • Las ventanas estarán equipadas con unas cortinas, persianas, estores,…, para controlar la radiación solar y los deslumbramientos.
  • Se evitarán los deslumbramientos indirectos o por reflejos producidos por superficies reflectantes situadas en la zona de trabajo o en sus proximidades.
  • Evitar las variaciones bruscas de luminancia dentro de la zona de trabajo y entre ésta y su entorno inmediato para evitar desequilibrios de luminancia en el entorno visual del trabajador, por lo que no deben existir niveles de iluminación muy diferentes.
  • Las luminarias deberán contar con difusores que impidan la visión directa de la lámpara.
  • A la hora de colocar un puesto de trabajo, ha de tenerse en cuenta las salidas de aire, de manera que, el aire no incida sobre la espalda del trabajador.
  • Si en el puesto de trabajo hay equipos que emitan un nivel de ruido que pudiera ser considerado molesto por el trabajador, como impresoras o faxes, deberían ubicarse en otros lugares alejados del puesto de trabajo, para no perturbar al trabajador en su rendimiento y concentración.
  • Igualmente no colocar en las mesas de trabajo las impresoras para evitar vibraciones, ubicarlas en mesas auxiliares.

.

Con todo lo expuesto, damos por finalizado este artículo. Puedes consultar los demás, en los siguientes enlaces:

El Puesto de Trabajo Saludable: Qué es

El Puesto de Trabajo Saludable: Colores

El Puesto de Trabajo Saludable: La Silla

El Puesto de Trabajo Saludable: La Mesa

.