Redactar para Internet

Para inaugurar mi participación en Educadictos lo más natural me parece partir de una experiencia real sobre uno de mis últimos grupos de alumnos, en concreto en un curso de Habilidades Directivas. La interacción partía de la necesidad de preparar textos válidos en un entorno de comunicación externa en una organización.

Creo que hoy en día se deben poseer habilidades extra para la redacción en Internet, cada vez más, tanto en empresas como en la vida personal, las redes sociales, blogs y en general los gestores de contenidos (CMS) nos hacen la vida más fácil para los procesos de comunicación… pero también debemos ser exigentes con la calidad de los escritos que generamos para estos medios.

Para garantizar un mínimo de calidad os recomiendo que practiquéis una escritura que incluya elementos hipertextuales, interactivos y multimedia. Estamos acostumbrados a escuchar este tipo de expresiones, pero, ¿qué hay detrás de ellas? Pues me refiero, primero, a que planifiquemos nuestros textos de manera que aprovechemos elementos de las nuevas tecnologías, a través de hipervínculos podemos trazar un itinerario de lectura mucho más amplio que el simple conjunto de párrafos que componen el texto completo.

Para ello podemos seguir un esquema lineal, uniendo varios elementos de varias ubicaciones (tanto de nuestro site, como externas), de forma que sigan un mismo eje y un orden episódico; o bien tejer una suerte de red de enlaces que aporten cierto desorden que busque mejorar la experiencia lectora.

diseno-de-error-404-con-monstruo-verde_23-2147496615

Los otros dos elementos citados buscan la participación y la conexión de varios elementos, con la interactividad se procura que el mensaje sea personalizable y que el propio lector pueda dar su opinión, es decir, no sólo sea lector, sino prosumidor y enriquezca la lectura de otros.

Con la escritura multimedia nos referimos a la integración de varios formatos comunicativos con los que puede convivir el texto redactado y que si los integramos ganamos en dinamismo ampliando el efecto de las palabras.

A la hora de componer una comunicación, ya sea un trabajo periodístico o de menor calado, los elementos de interactividad y multimedialidad puede que se nos escapen de nuestro control y nos vengan dados por el sistema informático con el que trabajemos y las propias posibilidades técnicas de nuestro entorno. Sin embargo para el propio texto sí podemos trabajar en un estilo adecuado en el uso de los hiperenlaces, para ello os recomiendo seguir estos consejos:

En primer lugar es interesante comentar ciertos aspectos básicos; La lectura ha de ser ágil, por lo que os enlaces han de ser cortos, una palabra o unas pocas a lo sumo; se deben contrastar el texto plano y el enlace, mediante otro color, un subrayado, etc… Nunca saturar un texto con estos elementos y en el mismo párrafo o texto no dar enlaces innecesarios, hay que pensar en la inteligencia del lector y no abastecer de enlaces superfluos.

Aspectos importantes son:

  • El destino hipertextual ha de ser claro, por ejemplo al hablar de un producto no enlazar la portada de la tienda virtual, sino la página de venta de ese producto.
  • Situar el link al final de la frase facilitará clarificar el interés por pulsar del lector.
  • Evitar expresiones del tipo ‘pulse aquí’, o que no aclaren el contexto y redactar expresamente con este cometido. Si fuese necesario, dar la vuelta a una frase para que se pueda indicar el vínculo sobre un sustantivo preciso.
  • Especificar formatos y peso si son documentos descargables. De este modo no ralentizamos la lectura.
  • Especificar si el enlace apunta a una dirección de mail indicándola completamente.

Espero que estos consejos os resulten de ayuda.

¿En vuestra vida laboral os habéis encontrado en situación de crear textos para redes sociales o publicaciones en internet de vuestras empresas?

¿A través de qué plataformas?

¿Ha sido una experiencia satisfactoria?

Saludos

Gracias al profesor de la universidad de Navarra Ramón Salaverría por inspirar este artículo.