Diferencia entre alimentación y nutrición

¿Conoces las diferencias entre alimentación y nutrición?

Pongámonos puntillosos por un momento. ¿Son estos términos sinónimos? Y si no lo son ¿Cuáles son las diferencias entre alimentación y nutrición?

Para disipar esta duda lo primero que deberíamos hacer es definir ambos términos. Tomemos por ejemplo las definiciones de la FAO ya que difícilmente encontremos una mejor autoridad en el tema:

La FAO vela por asegurar una buena nutrición para todos Diferencia entre alimentación y nutrición

  • Alimentación: Proceso consciente y voluntario que consiste en el acto de ingerir alimentos.
    • Alimento: Producto natural o elaborado susceptible de ser ingerido y digerido, cuyas características lo hacen apto y agradable al consumo, constituido por una mezcla de nutrientes que cumplen determinadas funciones en el organismo.
  • Nutrición: Acto involuntario, autónomo, de la utilización de los nutrientes en el organismo para convertirse en energía y cumplir sus funciones vitales.
    • Nutrientes: Sustancias químicas contenidas en los alimentos que se necesitan para el funcionamiento normal del organismo. Los seis principales tipos de nutrientes son: Proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales, vitaminas y agua.

No sé a vosotros, pero a mí con esto me queda claro. Las diferencias entre alimentación y nutrición son las mismas que las diferencias entre la respiración pulmonar y la respiración celular. La primera es una actividad voluntaria, y la segunda es un proceso metabólico.

Pero aquí no queda la cosa. De nada nos sirve conocer las diferencias entre ambos conceptos si no entendemos sus implicaciones. Así que hagamos algunas reflexiones.

Importancia de las diferencias entre alimentación y nutrición.

Los dos son procesos que a simple vista parecen sencillos por lo cotidianos que son. Pero vistos detenidamente pueden apreciarse sus tremendas complejidades.

Peculiaridades de la alimentación.

Empecemos con la alimentación. Ésta es un acto cultural, (algo que nos diferencia a los humanos de los animales) mientras que la nutrición no lo es, o al menos no al mismo nivel. Pero la alimentación está ligada a muchas cosas: La gastronomía, la moral, las costumbres… No sólo se eligen la variedad de alimentos por sus propiedades nutricionales. Como seres sociales les damos un valor adicional a lo que comemos. La comida tiene significado, es una forma de expresión.

Pero las diferencias entre alimentarse y nutrirse no se quedan en lo social, también abarcan lo fisiológico. Tomemos por ejemplo la sensación de saciedad. Digamos que hay una píldora con todos los nutrientes necesarios muy concentrados. Después de tomarla no necesitaríamos seguir nutriéndonos, pero fisiológicamente necesitamos seguir alimentándonos.

Los suplementos nutricionales no son sustituto de una buena alimentación Diferencia entre alimentación y nutrición

Nuestro sistema digestivo necesita percibir que estamos comiendo. A un estómago vacío no le importa si no hemos gastado todas las calorías que tomamos el día anterior. De ahí que cobren importancia los alimentos con pocos nutrientes que mantienen ocupado al sistema digestivo. En otras palabras, la llamada fibra alimentaria. Un alimento que nuestro cuerpo no puede digerir y por lo tanto no nos proporciona nutrientes. Porque puede haber alimentación con escasos o nulos nutrientes. Y esto, en sí mismo, no tiene porqué ser malo. Volviendo a la fibra, nosotros no podemos digerirla, pero nuestra flora intestinal sí puede. Y esto no sólo se traduce en un aporte de nutrientes. También ayuda a protegernos de microorganismos patógenos o de otros parásitos.

Peculiaridades de la nutrición.

Pocas cosas ponen tan de manifiesto las diferencias entre alimentación y nutrición como los casos de personas que padecen al mismo tiempo sobrepeso y desnutrición. Esto lo causan alimentos muy ricos en azúcares y grasas pero pobres en el resto de los nutrientes esenciales.

Los nutrientes esenciales son todas esas sustancias que nuestro cuerpo necesita, pero no puede sintetizar por su cuenta. Basta con que falte uno de ellos para desarrollar enfermedades. La solución parece sencilla, incluir todos los nutrientes esenciales en la dieta. Pero a veces no es tan fácil saber si nos falta algún componente esencial en nuestra dieta

Los procesos nutricionales son muy complicados, viéndose afectados por muchos factores, pongamos como ejemplo el caso  del calcio. Primero hay que encontrar un alimento rico en calcio, la leche es el referente clásico. Pero hete aquí que cada vez hay más intolerancia a la lactosa. Es un inconveniente menor, las legumbres también son ricas en calcio.

La leche y las legumbres son buenas fuentes de calcio Diferencia entre alimentación y nutrición

Pero incluso así se pueden tener problemas para asimilar el calcio. Y es que para asimilar el calcio hace falta vitamina D. Así que además de legumbres hay que tomar pescado que es rico en vitamina D.

Pero digamos que no se toma suficiente pescado. No pasa nada, el cuerpo es capaz de sintetizar vitamina D. Pero para hacerlo necesita luz solar. Así que el estado de salud de nuestro cuerpo también depende del comportamiento y de nuestro estilo de vida y no sólo de lo que ingerimos.

Y todo esto sin hablar de las hormonas, que también afectan a la absorción del calcio. Y el nivel de hormonas se ve afectado por todo: La edad, el estrés, incluso, la alimentación. Porque hay alimentos que contienen moléculas parecidas a las hormonas que tienen efectos parecidos.

En resumen, es muy complicado controlar la asimilación de calcio. Y este es sólo uno de los nutrientes esenciales.

Similitudes entre alimentación y nutrición.

Al final aunque hay diferencias entre alimentarse y nutrirse, no hay que perder de vista que son términos muy relacionados.

Decíamos que los tipos de nutrición no tienen el impacto cultural de la alimentación. Y es cierto, pero cada vez se tiene más en cuenta a nivel social. ¿O acaso las dietas, toda su tipología y la vida y una alimentación saludable no forman parte de la cultura?

Comentamos que existe alimentación sin ingerir elementos nutricionales, pero también existe nutrición sin alimentación. No hay más que recordar los aceites y cremas cargados de vitamina E que pueden absorberse directamente por la piel.

Y finalmente es cierto, que aunque sabemos lo que comemos no tenemos un control directo sobre cómo nos nutrimos. Pero salvo en casos de afecciones graves controlar la alimentación y los hábitos alimenticios saludables, nos permite controlar la nutrición.

Además cada vez sabemos más sobre cómo estos factores afectan a nuestra salud. Y lo mejor es que esta información esta abiertamente disponible. Todos podemos aprender más sobre salud, nutrición y dietética.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.