Spin-Off

.

.

Si eres aficionado al cine o a las series de televisión, seguramente estés familiarizado con el término de hoy.

Se utiliza para hacer referencia a aquellos casos en los que, en una serie, partiendo de un personaje o situación de la serie original, nace otra nueva.

.

Te animo a leer el siguiente artículo de un Blog amigo para mayor información.

 

Pero debes saber que el término spin off también se utiliza en el mundo empresarial y del emprendedor.

Lo analizamos en el post de hoy.

 

En pleno siglo XXI y en un escenario de una economía totalmente globalizada, surgen, en el ámbito empresarial, nuevos retos en materia de competitividad y crecimiento económico.

En este contexto, es indudable la importancia que tiene trasladar el conocimiento desde el mundo académico a las estructuras productivas, como uno de los mecanismos más determinantes para fomentar la competitividad del tejido empresarial.

Y con este objetivo surgen las llamadas empresas basadas en el conocimiento, Empresas de Base Tecnológica o Spin Off.

Se trata de iniciativas empresariales ligadas a la comunidad universitaria, caracterizadas por basar su actividad en la explotación de nuevos procesos, productos o servicios a partir del conocimiento adquirido y los resultados obtenidos en la propia Universidad, transfiriéndolos de esta forma al tejido productivo y empresarial.

 

 

La investigación aplicada es, por tanto, la base de estas empresas que se caracterizan, a grandes rasgos, por basar su ventaja competitiva en el conocimiento científico y tecnológico.

Esto les permite generar una gran cantidad de productos y/o servicios innovadores.

 

Años de dura y laboriosa actividad investigadora se ven materializados en un proceso, producto o servicio cuyo destino es el mercado, y la herramienta para acceder al mismo, un proyecto empresarial.

 

Es, por tanto, indudable que las spin off abren un importante abanico de posibilidades y oportunidades:

  • – Mediante la generación de nuevos negocios que inciden en las áreas estratégicas de los centros de investigación, a través del desarrollo de nuevos vínculos e interacciones con su entorno
  • – Contribuyendo a mantener y potenciar la actividad investigadora universitaria
  • – Contribuyendo a generar competitividad en la economía, reforzando el papel de la Universidad en el sistema de innovación y desarrollo de nuevas tecnologías
  • – Potenciado las relaciones Universidad-Empresa a través de actividades de I+D colaborativa
  • – Generando un importante valor añadido en la actividad económica
  • – Constituyendo una salida laboral para investigadores que terminan su ciclo formativo-investigador en la Universidad

De ello, se derivan, además, una serie de importantes ventajas:

  • – Tienen una gran capacidad para aportar sinergias de cara a crear innovaciones y para la generación de nuevas investigaciones y desarrollos
  • – Poseen una gran flexibilidad y capacidad de adaptación a las exigencias cambiantes del mercado
  • – Al ser empresas basadas en el conocimiento, su ventaja competitiva es más difícil de imitar y de deslocalizar a otros mercados
  • – Tienen menos economías de escala
  • – Dan trabajo a personal muy cualificado, evitando la fuga de cerebros y que la inversión realizada en educación en los jóvenes acabe marchándose a otros países
  • – Diversifica la actividad empresarial de una región dejando de ser dependientes de las actividades y sectores tradicionales que no pueden competir con la capacidad productiva a bajo coste de los países emergentes

 

Se trata, por todas estas características, de una vía de emprendimiento que cuenta con muchos de los ingredientes necesarios para constituir una empresa innovadora (conocimiento, personal cualificado, tecnología, etc.).

 

Conclusión

En los tiempos actuales, donde ya no es suficiente competir solamente con el precio, la necesidad de dar un impulso a las spin-off, se muestra como algo esencial para permanecer en un mercado cada vez más competitivo y global.

Se hace necesario un cambio hacia una Universidad Emprendedora, donde los resultados científicos y tecnológicos obtenidos de la investigación constituyan la materia prima para la creación de empresas basadas en el conocimiento, ofreciendo, al mismo tiempo, un sistema flexible que permita dicho salto, del ámbito universitario al empresarial.

Las spin-off proporcionan una alternativa viable (y rentable) para llevar al ámbito empresarial los resultados obtenidos de la actividad investigadora.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.